en Ingeniería

Un nuevo borrador de “Ley de Servicios Profesionales” para un viejo problema, el enfrentamiento entre ingenieros y arquitectos por una edificación ahora en crisis

Supongo que a estas alturas ya sabéis que el nuevo borrador (diciembre de 2012) del anteproyecto de “Ley de Servicios Profesionales” extiende la reserva de actividad de la edificación a las ingenierías competentes. Si, lo que lees, los ingenieros “vamos” a poder firmar edificación (y entrecomillo el “vamos” porque sigue siendo el segundo borrador de un anteproyecto, o sea, que no hay nada en firme todavía).

He aquí la presentación del borrador, de fecha 20 de diciembre (el archivo pdf está generado el 28 de diciembre, pero no parece una inocentada).

Las reacciones no se han hecho esperar. Según el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectura de España:

“extender la reserva de actividad de la arquitectura a todas las ingenierías […] conllevaría su práctica desaparición, así como la destrucción de la arquitectura en nuestro país.” [Fuente]

Mientras que el Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales replica con un:

“[…] como si el uso al que va a ser destinado el edificio fuera relevante a la hora de establecer la complejidad técnica en la fase de proyecto o de ejecución.” [Fuente]

Ambas declaraciones son más que discutibles. Decir que la arquitectura va a desaparecer es alarmista y exagerado, aunque quizá sí tengan que hacerlo quienes viven de los que se dedican a la arquitectura (es complicado, pero sé lo que me digo, léelo despacio). Por otro lado, me parece poco afortunado el escrito del COII, una cosa es decir que el uso no justifica una reserva de actividad y otra afirmar que el uso no es relevante. No, tampoco es eso.

La persona humana que hay detrás de este blog (servidor de usted), ha trabajado algunos años en edificación, que no arquitectura. En control de calidad, un tema sobre el que se podría escribir mucho (no siempre bueno), y en geotecnia, haciendo estudios geotécnicos y peritaciones en todo tipo de patologías relacionadas con el terreno, vamos, que conozco la parte “subterránea” del sector.

He tenido la suerte de trabajar con buenos y malos arquitectos, lo que aumenta todavía más la percepción relativa de unos sobre otros. Enfatizar lo negativo sobre lo positivo es un sesgo cognitivo de libro, así que me limitaré a hablar de los buenos arquitectos, profesionales que han trabajado como negros (nunca mejor dicho) para otros arquitectos y una vez establecidos por su cuenta siguen discutiendo y peleando planos, cuantías y lo que venga, agobiados por una maraña de normativas y leyes contradictorias entre sí, ansiosos por utilizar técnicas y materiales que los constructores se niegan a colocar (mucho menos pagar) y conscientes de ser los responsables si pasa algo.

Y no sé los demás, pero los que yo he tratado están hasta las mismísimas narices de la dichosa fama de “artistas”.

Se atribuye a Billy Wilder la frase “Austria ha conseguido convencer al mundo de que Beethoven era austríaco y Hitler era alemán“. Con la arquitectura ha pasado algo parecido. Políticos y constructores han conseguido que todas las culpas recaigan sobre los arquitectos, quedando ellos libres de todo mal. Existen culpables, por supuesto, pero no es justo juzgar el todo por la parte. Presenta a un arquitecto y la gente verá un “artista”, jamás un profesional puteado.

Mi intención era continuar esta entrada con una recopilación de lo que se estaba escribiendo sobre el tema para analizar qué preocupa a cada quién, pero “Con Sentido (y) Crítico” se me ha adelantado con cuatro completas y detalladas entradas sobre “Lo que se dice sobre la #LSP: La perspectiva desde la“:

Leídos los enlaces, yo sigo pensando que todo esto responde a una mera motivación económica llamada “visado”, es más, no me quito de la cabeza esa conocida cita de Adam Smith, de hace más de 200 años:

“Gente del mismo oficio rara vez se reúne para alegrarse o divertirse sin que la conversación termine en una conspiración contra el publico o en alguna estratagema para subir los precios”.

Visto lo visto (y en caso de que no haya más borradores), creo que los arquitectos tienen Arquitectura (con A mayúscula) para rato. Si todos podemos hacer de todo, alguien sobrará, efectivamente, pero no serán los arquitectos…


Escribe un comentario

Comentario

17 Comentarios

  1. Peliagudo tema. Soy arquitecto y os mando la crónica desde dentro:
    Desde siempre nos han vendido el cuento: Los ingenieros entrarán de noche en el corral de los arquitectos, y se comerán vuestras gallinas…
    Los planes de estudios han formado barreras: “Para estudiar arquitectura se empieza desde primero. Arquitectura no es de la rama de la ingeniería
    Y ahora parece que esas barreras no van a impedir que entren a robarnos las gallinas, pero sí nos impiden salir a nosotros del recinto amurallado. Desde dentro el panorama es desolador: Las barreras que formaron nuestros antecesores no nos permiten salir de este recinto. No nos preocupa que nos roben las gallinas, hace años que se han muerto todas, solo queremos huir de este asedio…
    Y los colegios, solo insisten en que lo importante es que los colegios existan.
    Y la memoria del arquitecto que cobraba por existir ha quedado en la retina colectiva…
    Lo tenemos crudo.

    • Totalmente de acuerdo con lo que dices. Esto ha pasado en la mayoría de carreras. Todas las barreras que han puesto para convalidar títulos al resto del mundo, se han vuelto contra nosotros cuando hemos intentado sacar la cabeza al mundo.
      Los colegios, se han convertido en una institución cuyo único objetivo es perpetuarse y garantizarse su futuro y no el de sus colegiados.

  2. Soy Ingeniero Industrial, he trabajado los ultimos 15 años como profesional libre en proyectos de construcción y realizando calculo de estructuras, instalaciones para arquitectos. He realizado proyectos completos de viviendas, “diseño incluido” cuando los
    arquitectos no daban abasto, el solo firmaba y ganaba mas que yo. Yo personalmente estoy capacitado y cualquier industrial con experiencia en el sector lo estará igualmente para el proyecto de una vivienda o un bloqu8e de viviendas. La competencia es sana y repercutira positivamente en el precio
    de los encargos. Lo que no podia ser es cobrar por un proyecto de una unifamiliar normalita 12.000 euros y no ir ni a la obra y asi con 100 obras al año de media. Todas las excusas de gallinas robadas, etc. son excusas del que quiere las competencias via BOE y no via mercado libre. Es muy comodo estar sentado a que vengan los encargos. Ahora toca pelear y competir. De todas formas si son tan buenos, que han de temer?, seguro que tendran clientes.

    • Si dices que la competencia es sana, a ver qué te parecería que sacaran una ley en la que los arquitectos pudieran hacer todos los trabajos que ahora solo pueden hacer los ingenieros, y si ahora ya tienes difícil encontrar trabajo, que tuvieses que pelearlo con más profesionales, se ven las cosas muy bonitas cuando están a tu favor no? Y no hables de que has hecho de todo en edificación con diseño incluido y que te lo ha firmado un arquitecto, eso son trabajos fraudulentos que no benefician a nadie, porque las malas prácticas hay que erradicarlas. Por cierto, soy arquitecto y no tengo miedo a nada, cuando se vea lo que son capaces de “dibujar y ejecutar” un ingeniero y lo que puede llegar a “pensar y diseñar” un arquitecto, la misma sociedad elegirá al arquitecto como lo ha hecho siempre. NO a la LSP.

  3. Conozco delineantes que llevan años trabajando en la redacción de proyectos completos de edificación, ¿ellos también deberían poder tener estas atribuciones?. Se debe diferenciar entre atribuciones y competencias.
    En cuanto al uso al que va destinado un edificio, ¿no encontráis diferencias entre una nave industrial o la rehabilitación de una catedral, o el proyectar un museo?.

  4. Bueno os expongo mi caso porque es un tanto particular, siempre me he encontrado en tierra de nadie y en medio de peleas. Soy ingeniero técnico industrial mecánico (especialidad construcciones e instalaciones industriales) tengo un máster en ingeniería de la edificación (especialidad estructuras) y ahora estoy cursando el graduado en arquitectura. Lo que más me ha sorprendido siempre ha sido la falta de conocimiento de unas partes sobre las otras, los ingenieros siempre replican a los arquitectos llamándolos artistas (cabe no olvidar que la arquitectura es una de las bellas artes) y los arquitectos se forman es escuelas técnicas que no han sabido adaptarse a los tiempos que corren. Para mí la arquitectura va más allá de poder firmar un papel u otro o de hacer un calculo de estructura o instalaciones. Es una simple pelea económica por intentar seguir exprimiendo la burbuja y punto. Lo que me resulta rancio es el actual sistema por el cual la gente se forma es escuelas aisladas del resto, que confieren unas atribuciones profesionales y que fomentan el sectarismo. Si nos formáramos todos en escuelas politécnicas compartiendo conocimientos, tuviéramos planes de estudio mucho más abiertos y adaptados a la realidad actual y las atribuciones dependieran de la obtención de una licencia en vez de la obtención de un título y la colegiación otro gallo cantaría. ¿Porqué España sigue con un plan de estudios en arquitecturas distinto al del resto del mundo? ¿No será que los que estamos equivocados somos nosotros y no todos los demás?
    PD: Si esta ley va adelante, intentaré dedicarme a la arquitectura con mayúsculas con mi título de ingeniero técnico, se que hay a gente rancia que eso les fastidia pero que se la va a hacer…

  5. Todos (arquitectos, aparejadores, ingenieros civiles, ingenieros industriales…) nos vamos a tener que reinventar porque el mercado español está muerto.
    La liberalización de todas estas profesiones ya existía de facto antes de la LSP y de la crisis económica. Sólo hace falta ver la cantidad de arquitectos e ingenieros extranjeros con su título sin homologar y sin pagar cualquier cuota colegial para ver realmente el poco valor práctico de un título académico y de una “colegiación obligatoria” en España.

    Entre arquitectos e ingenieros existe demasiado sectarismo: un estructrero puede ser arquitecto o ingeniero igual que un urbanista puede ser arquitecto o ingeniero, y seguramente tengan más puntos en común con colegas de especialidad que con colegas de la misma carrera y especialidad diferente.
    El sectarismo (las basrreras como dice Pablo Nieto arriba) deriva de cierto academicismo malsano infundado por los profesores de nuestras respectivas escuelas: a ver si aprendemos a trabajar en equipos multidisciplinares de una vez.

    Finalmente, se dice que los arquitectos e ingenieros españoles son deseados en el extranjero. Bien, pues me gustaría que se hiciera un análisis serio sobre esto, sobre cómo se trabaja fuera y cómo se consiguen los resultados que se obtienen y si es verdad que somos deseados o no.

  6. Si que hay diferencias entre una catedral y una nave industrial. Yo como ingeniero industrial no me veo capacitado para intervenir en una catedral por lo tanto no intervendré a dia de hoy, y ese trabajo no lo querré. Si algun dia me siento capacitado lo haré. Pero es que no hay arquitectos sin idea de instalaciones y hacen proyectos completos de centros comerciales por ejemplo?, Las estructuras termina haciendola la ingenieria del taller, las instalaciones la ingenieria de la empresa intaladora y asi con todo… el que conozca el sector sabe muy bien de que hablo. El cliente ahora elegirá, y si yo le doy un mal servicio, pues no me volvera a contratar y al final no tendré clientes, y todos los tendra el arquitecto … o esque temen algo?

  7. No hay excusas. Miren ustedes en medio mundo desde UK hasta Austria.. pasando por USA, no hay esta absurda “reserva de actividad”= MONOPOLIO de los señores arquitectos. Se construye peor ?, se atenta contra el patrimonio arquitectonico?.. se caen los edificios ..? … son de mala calidad las construcciones.. ? pues habra de todo , como aqui.. Al buen arquitecto no le faltara el trabajo, SEGURO. Simplemente quieren seguir con el monopòlio via BOE , que nadie les pueda hacer competencia, y ademas que unicamente se obtengan esas atribuciones via el estudio de una carrera , es decir que tambien quieren el monopolio del conocimiento, “nadie es capaz dehacer lo que nosotros hacemos porque la formacion correcta es la que nosotros decimos que han de tener y no se puede tener por ninguna via que no sea la que nosotros digamos”, no valen master de especializacion… no valen cursos … no.. . Pues miren ustedes NO.

  8. Muchas gracias por este artículo; no estoy completamente de acuerdo con la conclusión, pero sí creo que es el tipo de entendimiento, de sentido común, que nos falta en este país tan simplista y cateto que tenemos…

    En los comentarios, hablan y hablan sin parar de construcciones. Miren ustedes, no dudo de la capacidad de un ingeniero para hacer que una “construcción” no se caiga. Ni de su capacidad para hacer que dicha “construcción” tenga agua corriente, electricidad, etc. De lo que sí dudo es de su capacidad para realizar una ciudad en la que a un ser humano le apetezca vivir, de su capacidad para hacer una vivienda de calidad. Calidad de la que no es mensurable con los métodos que los ingenieros aprenden. Paisaje del que no consiste en poner una parcela con los metros cuadrados de zona verde exigidos. Higiene de la que no consiste en poner el mínimo patio de luces que te permitan. ¡Parece que no aprendemos de los años de burbuja inmobiliaria, con tantísimas promociones abominables, barrios sin alma, polígonos sin vida! A cuántos arquitectos precedentes “colgaría” yo por venderse de esa manera… esos tienen la culpa, no los ingenieros. Ellos hacían su trabajo, probablemente de manera muy correcta.

    La RAE establece: Arquitectura es el “arte de proyectar y construir edificios”. Por esto es que la frase del anteproyecto de LSP “si un profesional es competente para realizar una edificación, se entiende que también será capaz de realizar otras, con independencia de su uso” es, simple y llanamente, una estupidez. Un atentado contra una mente del siglo XXI con un mínimo de formación humanista. Y les digo por qué me preocupa: en un país con un mínimo de ética profesional, esto no es necesario regularlo (Finlandia, Suecia…), porque reina el sentido común. En España esto no es algo que importe, porque probablemente el bienestar y la belleza no sean rentables en términos cuantificables a 4 años vista. Que es lo que importa en este asqueroso sistema. “Construyan” ustedes, “construyan” si es lo que ansían. Y después miren el resultado. Lo pueden ver ya en la mayoría de ciudades.

    Personalmente, cuando emigre para buscar trabajo, intentaré hacer aquello para lo que decidí formarme como arquitecto. Nada más.

    • Completamente de acuerdo, yo ya he comentado que he estudiado en una escuela de ingeniería y ahora estoy en una de arquitectura y he de decir que estoy muy descontento con lo que estoy viendo. Después de años siendo el bicho raro estudiando una ingeniería casi impuesta por el método de selección para el acceso a la universidad me encuentro que también me siento un bicho raro en la escuela de arquitectura; es tremendo. Lo que veo cada vez más claro es que la formación del arquitecto nace del interés personal por la arquitectura por lo que un título de arquitecto no hace un arquitecto. Si viviéramos en un país con cabeza nada de esto pasaría, pero viva la España de los títulos universitarios nobiliarios! Lo peor es que, sin haber tenido la culpa ahora nos vemos obligados a emigrar…suerte en el extranjero.

  9. Muy sencillo,…para los ingenieros que saben tanto de arquitectura y quieren hacer de arquitectos decirles que NO sé porqué NO estudiaron arquitectura.

    Y para los políticos que quieren que los ingenieros sean también arquitectos,…también muy sencillo….QUE ELIMINEN DIRECTAMENTE LA CARRERA DE ARQUITECTURA, y terminamos antes.

  10. Cuando se hacen las leyes, se hacen pensando en el interes general, y esta mira el interes general no el paricular de una determinada profesión, el beneficiario de todo esto es el consumidor, mayor oferta menor precio y mejores servicios, señores bajense de sus púlpitos y a trabajar.

  11. No entiendo cómo nadie recuerda la frase lapidaria de que “lo barato sale caro”…
    Hay cosas para las que merece la pena invertir en calidad. Y más las cosas que tienen que durar muchos años… Y la calidad se consigue ESPECIALIZANDO no generalizando.

  12. “”””””Por otro lado, me parece poco afortunado el escrito del COII, una cosa es decir que el uso no justifica una reserva de actividad y otra afirmar que el uso no es relevante.”””””

    Frase muy curiosa en boca de un colectivo que asume universalmente competencias en todo cuando la realidad es que no saben de nada concreto…¿para que existirán carreras como Minas, Navales, Caminos, Aeronauticos, Montes..etc, etc con mayor bagaje docente y profesional en sectores especializados?,¿No deberian suprimirlas todas y dejar solamente la de industriales ya que dicen saben de todo?…Espero esta Ley por fin acabe de una vez con los artificios competenciales de estos “generalistas” sin fundamento ni argumento que afortunadamente, hace años ya están saboreando sentencias de otros que tambien somos competentes en casi la totalidad de sus materias…

  13. Yo en cambio creo que cada cuál debe dedicarse a lo suyo, y con ello quiero decir las competencias en las que se ha cualificado en la universidad, ni más ni menos. Y si quieren sistema anglosajón, en las competencias en que uno certifique experiencia y pase un examen de habilitación. No quiero gente metiendo las narices donde no debe en nombre del sagrado liberalismo, igual que no quiero ir a un hospital y que me asignen al curandero de una tribu amazónica, sino a un licenciado en medicina y de la especialidad que necesite.