en Geotecnia

Ya hay lugar y fecha para el VIII Simposio Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables. Será en las Islas Baleares, más concretamente en Palma de Mallorca, del 11 al 14 de junio de 2013.

VIII Simposio Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables

Los temas principales del Simposio serán:

  • Reconocimiento, caracterización y cartografía
  • Análisis y modelación
  • Corrección, estabilización e impacto ambiental

Si te interesa publicar algo tienes hasta el 31 de octubre de 2012 para enviar el resumen. Si te lo admiten tienes hasta el 15 de marzo de 2013 para entregar el artículo terminado, hasta entonces no se confirmará su aceptación definitiva (en la última edición hubo quejas sobre el “rigor” de ciertas comunicaciones, más te vale revisar bien lo que envías).

Se mantienen los precios del VII Simposio. La matrícula anticipada (antes del 15 de marzo de 2013) tiene un precio de 450 €, después de esa fecha sube hasta 500 €. También se mantiene el precio reducido para estudiantes de postgrado, 200 €.

Más información en el tríptico (icono inferior) y en la página web oficial del evento.

 

Tríptico VIII Simposio Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables [pdf]Tríptico VIII Simposio Nacional sobre Taludes y Laderas Inestables [pdf – 3,45 MB]

Por cierto, la foto de fondo del cartel corresponde al desprendimiento de Gorg Blau de nochevieja de 2008, en la Serra de Tramuntana (Mallorca). 50.000 m³ de rocas que tuvieron cortada la carretera durante varios meses. Podéis encontrar la imagen en alta calidad en la galería de fotografías de deslizamientos, desprendimientos y taludes inestables del Second World Landslide Forum que puse por aquí hace un tiempo. Una de las visitas técnicas del simposio irá a ver este desprendimiento, precisamente.


Escribe un comentario

Comentario

  1. “en la última edición hubo quejas sobre el “rigor” de ciertas comunicaciones”

    bueno… además de las típicas y tópicas pullas entre fabricantes de elementos de sostenimiento de taludes, recuerdo un comentario de E. Alonso en la clausura: “quiero saber porqué”… vamos, que menos filosofía y más número….