Patología de edificación en Manila

A lo largo de la vida útil de una edificación es más que probable que, cierto día, alguien decida excavar junto a su cimentación. Pueden ser desde simples zanjas o canalizaciones hasta profundos edificios medianeros… pero sea lo que sea y cómo sea, es algo que se debe tener en cuenta SIEMPRE.

Por desgracia, aunque las hipótesis estructurales incluyen este tipo de situaciones en los coeficientes de seguridad parciales (es decir, no tener en cuenta un efecto favorable que no sea permanente), en geotecnia no es tan habitual hacerlo.

Fecha: 24 de julio de 2004
Lugar: Barrio de Divisoria, en el distrito de Tondo, Manila, Filipinas,

Si una excavación junto a la cimentación crea grietas, fisuras y pequeños movimientos en un edificio de sólo cinco años de antigüedad, es evidente que algo está fallando, o la cimentación del edificio no era la más adecuada o algo no se tuvo en cuenta al hacer los cálculos, la cuestión es que algo falla, y eso siempre es peligroso.

Por eso, cuando unos días después el guardia de seguridad del banco de la planta baja avisó, sobre las 13:00 horas, de que estaba escuchando “golpes bajo el suelo”, ya todos sabían lo que debían hacer. Los propios empleados sacaron el dinero, se evacuaron los pisos residenciales superiores, se cortó el suministro de agua, luz y gas y se acordonó la zona.

A las 16:30, las nueve plantas del edificio se desplomaron, como se puede ver.

Por suerte, no hubo heridos de importancia.

En este segundo vídeo se aprecia bastante mejor el vuelco, hacia la parte de atrás, y el daño producido en el edificio de enfrente. También se pueden ver las obras que estaban realizando en las proximidades.

Saneo de taludes en roca, el método noruego

La estabilidad de los taludes en roca depende de muchos parámetros y, aún así, por muy estable que sea el talud, siempre existe el riesgo de que algún bloque decida comportarse de forma “independiente” del conjunto.

Cuando se detecta uno de estos bloques “potencialmente inestables”, se deben estudiar muy bien todas las opciones, vigilarlo para controlar si se mueve o no, sujetarlo con cables, anclarlo con bulones o vigas, o llegado el caso, sanearlo, es decir, provocar su caída y eliminar riesgos.

Como bien saben los encargados de mantenimiento de carreteras en zonas de montaña, con frecuencia el  problema no es el bloque, sino el propio acceso al talud, como parece que ocurre en este caso, en Noruega, en el que se tiene que sanear un “pequeño” bloque inestable y no tienen más remedio que usar una bola de demolición desde un helicóptero… vamos, lo normal.

Visto en fogonazos

Deslizamiento planar en roca

Vía menéame he descubierto este perfecto ejemplo de deslizamiento planar que se produjo hace un par de días en Polk County, Tennessee (EEUU), afortunadamente sin victimas.

Por lo que parece, llevan una semana movida en esa zona.

A partir del instante 02:20 lo pasan a cámara lenta, vale la pena verlo con tranquilidad y comprobar que si estos movimientos se estudian como un fluido es por algo.

Drenaje transversal vs caudal imprevisto…

En principio, las obras de drenaje transversal no son muy complicadas de calcular, normalmente se dimensionan en función de un caudal máximo y ya está…. en principio, repito.

Lo malo es que el caudal punta de diseño no siempre se conoce con exactitud (el Método Racional es simple, pero no exacto) y, aún conocido, tampoco es constante, puede cambiar por muchas razones, y ahora mismo estoy pensando en los incendios, porque no es igual una superficie cubierta de vegetación que un suelo quemado, en el que la misma cantidad de lluvia corre más, se infiltra menos y llega antes a los puntos conflictivos… más cantidad y más rápido, justo lo que no interesa.

¿Qué ocurre cuando el caudal es mayor de lo esperado?

Si la estructura es flexible, lo que se ve en este vídeo, del que únicamente sé lo que indica la propia página de youtube, es decir: “News 8 chief photojournalist Kevyn Fowler captured a road collapsing in Freeport, Maine during a storm“.

Atención al minuto 2:50

===========================================

Actualización – Enero de 2010:

Según los redactores del telediario de TVE, el vídeo no tuvo lugar en Freeport, Maine, sino en San Lorenzo de Calatrava, Ciudad Real… y dos años después, además.

Han pedido disculpas, claro, pero, ¿es que no tienen a nadie que contraste las noticias?

Más información del error en Chica de la Tele.

De todos modos, tampoco iban desencaminados, se equivocaron de vídeo pero no de noticia, entre San Lorenzo de Calatrava y Viso del Marqués sí hubo un corte de carretera a causa de la lluvia por esas fechas…