La Torre de Pisa ya está libre de andamios

La torre de Pisa, el tópico más típico de los asientos admisibles, el sancta sanctorum de la mecánica de suelos, se encuentra libre de andamios y ataduras tras 20 años de obras.

Fabio Muzzi / AFP – Getty Images / PhotoBlog

La ley de la gravedad es universal, la del ridículo suele ser nacional, y las de la perspectiva, locales, muy locales. Para muestra, “Pisa pushers”, un grupo de Flickr que recoge un punto de vista diferente de la torre…


 

La torre inclinada de la Oude Kerk de Delft, Holanda

Tener experiencia en suelos blandos no te libra de tener una torre inclinada. En Delft, la cuna del penetrómetro holandés y el PLAXIS también tienen una, la torre inclinada de la Oude Kerk.


La Oude Kerk (iglesia vieja) de Delft se empezó a construir en 1246 aprovechando los cimientos de otra iglesia anterior (como tantas otras), y no ha parado de modificarse desde entonces, incluso ha cambiado de santo, dedicada en un principio a San Bartolomé, en 1396 lo cambió por San Hipólito.


La torre tiene 75 metros de altura y 1,96 metros de desplazamiento horizontal máximo. Es posterior a la iglesia, se construyó entre 1325 y 1350, y como no había suficiente espacio entre la iglesia y el canal, se tuvo que desviar éste, quedando así parte de la cimentación sobre el terreno natural, más competente, y parte sobre el relleno del canal, más deformable.

Se empezó a inclinar ya durante su construcción pero, aún así, durante 150 años fue el punto más alto de la ciudad.

En 1843, el Consejo de la Ciudad, preocupado, propuso derribar la parte superior para evitar su desplome, y aunque finalmente la decisión no se llevó a cabo, en 1900 (más o menos), se aceptó reconstruir las cuatro torres angulares, a plomo, corrigiendo un poco la inclinación, al menos visualmente, como se hizo en Pisa. La última restauración de la torre es de 1995.


Hay unas 400 personalidades enterradas en esta iglesia, entre las que destaca Anton van Leeuwenhoek (1723), el inventor del microscopio.

Como curiosidad, decir que una de sus dos campanas, la de la Trinidad (Bourdon), de 1570, con 2,30 metros de diámetro y casi nueve toneladas de peso, sólo se voltea en situaciones excepcionales, ya que la torre no es capaz de soportar las vibraciones (tiene ya algunas grietas importantes), a partir de cierto peso los efectos dinámicos debidos al volteo de campanas no son despreciables, precisamente.

Fuente: Wikipedia y Flickr (Ettubrute, adam lane, bmf9q12)


La torre inclinada de Torún, Polonia

Vistas ya las torres inclinadas de Bolonia, le toca esta vez a la torre inclinada (o Krzywa Wieza) de Torún, en Polonia.

Considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997, la ciudad de Torún tiene 208.000 habitantes, un ciudadano ilustre, Nicolas Copérnico, una torre inclinada y mucha suerte, ya que durante la 2ª Guerra Mundial casi no tuvo bombardeos.

Se trata de una torre defensiva cimentada sobre arcillas. Fue construida entre los siglos XIII y XIV, y comenzó a mostrar síntomas de inclinación muy pronto. Tiene una altura media de 15 metros y un desplazamiento horizontal de 1,46 metros, con una inclinación aproximada de 5 grados. Los techos y la fachada son posteriores, por eso no están inclinados.

Una vez superada su función defensiva, se utilizó como cárcel de mujeres. En la actualidad es un bar.

Fuente: wikipedia y Flickr (kasia-k., waj , sheevey y williams.annie47 )


Las torres inclinadas Asinelli y Garisenda, en Bolonia

Hablar de torres inclinadas es hablar de Pisa, pero no es la única torre inclinada, ni siquiera es la más inclinada, en la actualidad hay en pie más de diez torres inclinadas, dos de ellas en Bolonia, las torres inclinadas Asinelli y Garisenda.

La torre Garisenda se desvía 3,2 metros respecto de la vertical en su punto más alto, a 48 metros desde el suelo. En origen medía 60 metros, pero se recortó en el s. XIV porque el terreno de la base mostraba “signos de rotura”, sería interesante saber qué signos eran esos. También es conocida porque Dante la cita en la Divina Comedia.

La torre Asinelli, más alta, tiene 97,6 metros de altura y 1,2 metros de inclinación. Al contrario que su compañera, esta se recreció posteriormente, ya que en origen sólo tenía 60 metros. Durante la 2ª Guerra Mundial se utilizó como observatorio para avisar a los servicios de socorro durante los bombardeos.

Fuentes: Wikipedia y Flickr (ernae, curzio70 y Sebastià Giralt)