“Bolonia fue una fantástica oportunidad perdida para ir a grados de tres años”

“Todavía se puede escuchar a profesores de universidad presumir de que en su asignatura solo aprueban el 10% de los estudiantes, lo cual, más allá de las inseguridades infantiles que tales afirmaciones reflejan, nos preocupa por el desperdicio de horas y recursos que tal práctica acarrea.”

“En consecuencia, aquellos que pueden y deberían cambiar la educación en España nunca han tenido demasiado interés en ello. Sin ir más lejos, la adopción de los planes de Bolonia fue una fantástica oportunidad perdida para ir a grados de tres años.

“Este bucle malvado se extiende como un tumor maligno y lo invade todo. La unánime reacción reciente contra los cambios en el sistema de becas solo se entiende cuando se recuerda que, por ejemplo, en las ingenierías, a menudo, se suspende a los estudiantes para demostrar no se sabe muy bien qué.”

—Educación: cambiarlo todo para que todo siga igual
El País, 7 de julio de 2013

Jesús Fernández-Villaverde, catedrático de Economía de la Universidad de Pensilvania y Luis Garicano, catedrático de Economía y Estrategia en la London School of Economics, viendo las cosas desde lejos.

¿Qué es la acreditación ABET? (y qué no es)

En todo este jaleo del reconocimiento del máster a los titulados pre-Bolonia surge siempre alguien que nombra la acreditación ABET. No está muy seguro y habla de oídas, pero le han dicho que los ingenieros de caminos de Valencia ya tienen la acreditación ABET y con eso ya son máster, más listos y más guapos.

No voy a discutir si somos más listos y más guapos (eso es trabajo de las abuelas, que se peleen entre ellas), pero ya os digo yo que máster no somos. Aclaremos las cosas, en este momento ninguno de nosotros tiene homologado el dichoso máster, de hecho ni siquiera depende de la escuela o de la universidad, depende de nuestro amado Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, que como bien sabemos, sigue sin mover ficha, a día de hoy.

¿Qué es la acreditación ABET?

Y en cuanto a la acreditación ABET, bueno, de forma muy breve:

¿Qué es la acreditación ABET?

  • ABET (Wikipedia) es una organización no gubernamental sin ánimo de lucro que desde 1932 se dedica a certificar programas de ingeniería.
  • El nombre ABET es reciente, en un principio se llamaba ECPD (Engineers’ Council for Professional Development), pero en 1980 lo cambiaron a ABET (Accreditation Board for Engineering and Technology). En 2005 dejaron de usar ese título, hoy por hoy ABET significa ABET, simplemente.
  • La acreditación ABET es voluntaria, por pares, y por lo que me han contado desde la escuela de Valencia, muy exigente. Además fomenta la mejora continua y tiene fecha de caducidad, pasados unos años hay que renovarla.

¿Qué estudios tienen la acreditación ABET en España?

Pues, salvo error u omisión por mi parte, tienen la acreditación ABET los estudios de:

  • Ingeniería Química – IQS-URL (01-10-2004)
  • Ingeniería de Telecomunicaciones – UPM (01-10-2008)
  • Ingeniería Industrial – UPM (01-10-2008)
  • Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos – UPV (01-10-2010)
  • Ingeniería Industrial – UPV (01-10-2010)
  • Ingeniero Agrónomo – UPV (01-10-2010)
  • Ingeniería de Telecomunicaciones – UPV (01-10-2010)

Entre paréntesis la fecha a partir de la cual es efectiva la acreditación.

¿Qué NO es la acreditación ABET?

  • No es oficial. Es una ONG reconocida a escala internacional que se dedica a acreditar estudios de ingeniería, pero no tiene validez oficial en nuestro país.
  • No es retroactiva. Esto va a sonar a tautología pero es lo que hay, ABET sólo acredita lo que ha acreditado. Las promociones anteriores a la fecha de obtención de la acreditación no tienen acreditación ABET.
  • No equivale a un máster. La acreditación ABET “reconoce” la equivalencia con los estudios de máster, si, pero no equivale a un máster. Es importante recalcarlo porque reconoce precisamente lo mismo que estamos pidiendo.

Por supuesto, si vas a trabajar/estudiar a Estados Unidos y tienes una acreditación ABET es casi seguro que te van a reconocer la equivalencia con el nivel de máster, pero para el resto de países ya no está tan claro, y en un concurso internacional, todavía menos. Hace unos meses hubo una charla en Valencia sobre las posibilidades de emigrar a Australia y surgió esta cuestión, precisamente. El agente migratorio dijo que no se aceptaba la acreditación ABET, que para justificar el nivel de máster se necesita un título oficial.

En resumen, la acreditación ABET está muy bien, proporciona un valor añadido al título, es una muestra de que algunas escuelas se están poniendo las pilas, y reconoce lo mismo que estamos pidiendo, que nuestros estudios equivalen a un máster, pero no es oficial ni tampoco retroactiva, así que… seguimos igual, esperando que el ministerio se digne a decir algo.


El blog queda en estado latente por unos meses…

“Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos en derechura al cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto. En una palabra, aquella época era tan parecida a la actual, que nuestras más notables autoridades insisten en que, tanto en lo que se refiere al bien como al mal, sólo es aceptable la comparación en grado superlativo”.

Historia de dos ciudades, Charles Dickens, 1859.

 

Dickens ambientó el inicio de su novela en el convulso año de 1775, comparando la pre-revolucionaria ciudad de París y la aparentemente tranquila Londres con una descripción que se ha convertido en un clásico, a la hora de comparar lo bueno y lo malo.

No sé si estamos en el mejor o en el peor de los tiempos, tampoco sé si estamos en la primavera de la esperanza o en el invierno de la desesperación. Lo que si sé es que a veces hay que tomar decisiones difíciles y afrontar nuevos retos.

La decisión difícil es emigrar.

Los nuevos retos… bueno, esos ya vendrán.

El blog va a seguir, tengo muchas cosas escritas y pienso seguir publicando, pero no con el ritmo actual, lo primero es lo primero.

Próxima parada, Perú…

Actualización Noviembre 2013. Para los que me preguntan cómo me ha ido, bueno, todos los comienzos son duros, pero ha valido la pena, estoy trabajando. Eso si, no estoy en Perú… ¡¡ un saludo desde Bosnia-Herzegovina !!

 

Ah, por cierto, me he dejado barba.

big-bang-theory-barbudos

«Ingeniería Civil en Canadá», una gran ayuda para los que están pensando en ir a trabajar a Canadá

En un momento en el que muchos ingenieros españoles han (hemos) emigrado (servidor está buscando suerte en Perú trabajando en Bosnia-Herzegovina), es de agradecer que alguien se haya molestado en recopilar y apuntar su experiencia, como ha hecho Eduardo Fernández de la Pradilla en su completa web «Ingeniería Civil en Canadá», país en el que lleva trabajando más de 10 años como “Professional Engineer” especialista en puentes.

«Ingeniería Civil en Canadá» es la versión web de una “Guía de la Ingeniería Civil en Canadá” que llevaba varios años circulando por la red en forma de documento (en noviembre de 2012 iba ya por la quinta versión) y demandaba una versión más dinámica y accesible, y vaya si lo ha conseguido.

Como él mismo dice en la página:

El objetivo principal de esta página web es plasmar mi experiencia, conocimientos y pensamientos sobre la ingeniería civil en Canadá y el mercado de ingeniería y construcción en el país. La intención es el explicar brevemente cómo funciona la ingeniería civil en Canadá y ayudar a aquellos compañeros que tengan la intención de buscar oportunidades profesionales en el país.

Por cierto, algo no muy conocido, en Canadá no podemos decir que somos ingenieros, al menos, no legalmente:

El uso de la palabra ‘engineer’ y sus derivados (engineering) tiene connotaciones legales y es ilegal llamarte ‘engineer’ si no se es un P. Eng. registrado con la asociación. Esto es importante cuando se llega al país como extranjero. Tarjetas de visita, CV (Resume) y otros documentos tienen que obviar la palabra ‘engineer’. Se puede decir que se han realizado estudios de ingeniería civil, y se puede decir que se ha sido ingeniero en otro país, pero no que se es ingeniero en Canadá.

(Nota: a los que critican esto, les recuerdo que en España solo un Ingeniero de Caminos se puede llamar así, y si un ingeniero con estudios en otro país presenta una tarjeta de visita diciendo que es ‘Ingeniero de Caminos’ nos parecería incorrecto).

Especialmente interesante también lo que dice sobre la “percepción” en Canadá del título español de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, una realidad muy distinta de la que mantienen los cauces “oficiales” (así nos va), pero eso dejaré que lo descubráis por vuestra cuenta (una pista, está en una sección llamada “obstáculos a salvar”, ¿os vais haciendo a la idea?).

¿Estás pensando en ir a trabajar en Canadá?, pulsa en los enlaces o en la imagen, accede a la web y empieza a leer… 

Ingeniería Civil en Canadá

 

Muchas gracias, Eduardo, por tu trabajo y enhorabuena por ese nombramiento como delegado del CICCP en Canadá. 


La “Comisión de Expertos para la Reforma del Sistema Universitario Español” también alerta del problema de la homologación de los títulos pre-Bolonia

A mediados de febrero, la “Comisión de Expertos para la Reforma del Sistema Universitario Español” -nombrada a propuesta del Ministro de Educación, Cultura y Deporte- entregó sus “Propuestas para la reforma y mejora de la calidad y eficiencia del sistema universitario español”, entre las que aparece, una vez más, el problema de la homologación de los títulos pre-Bolonia, ya sabéis, la reivindicación #soymastereuropeo.

La “Comisión de Expertos para la Reforma del Sistema Universitario Español” también alerta del problema de la homologación de los títulos pre-Bolonia

El documento no ha sido del todo unánime, dos miembros se dieron de baja hace unos meses y otros dos han suscrito una adenda personal (Nota de prensa) pero tiene cosas interesantes, como estos párrafos escogidos del “Capítulo V: Estudios y títulos universitarios”:

La reorganización de los estudios universitarios para el Plan Bolonia iniciada hace años, y el establecimiento del sistema de 4 años (grado) + 1 año (máster) remplazando al sistema 3+2 que estaba en vigor en España (y que es el adoptado por la mayoría de los países europeos para el Plan Bolonia), ha sometido a las universidades a considerables tensiones para adaptarse a la nueva estructura 4+1, que aún perduran. Las actuales circunstancias de agotamiento de las universidades, producidas por esa reforma aún no concluida, aconsejan ser prudentes a la hora de realizar cambios en este aspecto. Sin embargo, lo cierto es que muchos de los problemas que se señalan en este capítulo no se hubieran producido si España hubiera mantenido “para Bolonia” su tradicional estructura 3+2, la seguida por la mayoría de los países europeos.

La elección para España del modelo 4+1, además de alejarnos de esos países en lugar de converger con ellos, ha planteado algunos problemas adicionales, especialmente para las carreras más largas y las que tienen una proyección profesional regulada (es decir, con perfiles profesionales específicos), en especial las que corresponden a las enseñanzas técnicas. Por ejemplo, […], el RD 1027/2011 que especifica los cuatro niveles posibles del Marco Español de Cualificaciones del Espacio Europeo de Educación Superior (MECES), carece de las disposiciones transitorias necesarias para establecer el nivel académico en el nuevo esquema MECES de los títulos anteriores a la actual reforma (i.e., de los títulos pre Bolonia con los que seguirán egresando estudiantes, al menos, hasta 2015, según el propio RD 1393/2007. En consecuencia, los ingenieros e ingenieros técnicos encuentran dificultades para que el nivel académico de sus títulos sea reconocido en cualquier país para el correspondiente ejercicio profesional.

En el caso de los títulos de las carreras técnicas, la estructura española 4+1 tiene otras repercusiones dado el carácter de profesión regulada que especialmente tienen estos estudios. Por ejemplo, las empresas que emplean ingenieros son frecuentemente multinacionales y contratan titulados de diferentes países de acuerdo con la formación que presumen para los egresados universitarios según sus títulos, con frecuencia considerando su posible acreditación internacional. Este hecho plantea inmediatamente la posibilidad, que resultaría muy perjudicial, de que los nuevos títulos españoles en el esquema 4+1 no hereden automáticamente las acreditaciones internacionales que ya poseían los títulos antiguos de las distintas ingenierías.

En su día, diferentes universidades españolas sometieron con éxito sus títulos al examen de agencias de acreditación internacional, lo que permitió a sus titulados el ejercicio de su profesión en terceros países. En el caso de los nuevos títulos de ingeniería esta cuestión plantea dos problemas específicos:

  • La identificación de los títulos post Bolonia […] que deberían recibir las acreditaciones internacionales al nivel de máster (Master of Science, M.Sc.) incluyendo en esa acreditación integrada como M.Sc. el nivel previo de Bachelor of Science (B.Sc.) para el grado de referencia. Estas nuevas acreditaciones serían, por tanto, las herederas de las acreditaciones ya obtenidas por los tradicionales títulos españoles de Ingeniero. 
  • Recíprocamente, el establecimiento de la correspondencia de los antiguos títulos de Ingeniero, ya acreditados internacionalmente, con los actuales títulos post Bolonia de Máster integrado (M.Sc.).

Finalmente, la elección 4+1 para el sistema universitario español ha producido otra consecuencia. Esta estructura ha implicado que estudios tradicionalmente de tres años han sido convertidos automáticamente en grados de cuatro años. Esto ha producido algunas distorsiones (por ejemplo, la existencia de títulos de grado, por tanto de cuatro años, sobre materias que se cubrían más adecuadamente en tres), que quizá sería conveniente reconsiderar. Una posibilidad sería la creación de ‘grados cortos’ de tres años para estudios como Trabajo Social, Enfermería, Ingeniería técnica o Magisterio, lo que en realidad equivaldría a volver a las Diplomaturas de tres años. La ‘fatiga’ del sistema universitario aconseja de nuevo prudencia en la administración de los posibles cambios.

 

Simplificando mucho las cosas. Antes del “Plan Bolonia” las ingenierías técnicas duraban tres cursos y las ingenierías “superiores” entre cinco y seis. Hacer grados de tres cursos hubiera permitido homologar a los ingenieros técnicos con el grado (3=3) y a los ingenieros de 5/6 años con el máster (5 y 6≈3+2) pero no, en aquel momento los expertos decidieron hacer grados de 4 años sin molestarse en mirar atrás ni homologar nada, y ahora llega otra comisión de expertos y se da cuenta del problema… está visto que el título de experto no necesita homologación.

En fin, aquí tenéis el documento con las propuestas y la adenda:  

Propuestas para la Reforma y Mejora de la Calidad y Eficiencia del Sistema Universitario Español

Propuestas para la Reforma y Mejora de la Calidad y Eficiencia del Sistema Universitario Español [pdf – 1,00 MB]

Adenda a las Propuestas para la Reforma y Mejora de la Calidad y Eficiencia del Sistema Universitario Español

Adenda a los capítulos I y III [pdf – 9,67 MB]

 

El Ministro ha dicho que los trabajos “serán objeto de un cuidadoso análisis y un amplio debate en el seno de la comunidad universitaria en la línea que se señalaba en el Acuerdo de Consejo de Ministros que dio origen a esta Comisión”, vamos, que igual lo miran o igual no, a saber… pero ese último párrafo que he seleccionado, no sé yo… volver otra vez a los grados de 3 años para las ingenierías técnicas puede ser muy mala noticia para algunas universidades privadas, muy mala…