La equivalencia del título. Situación actual. #soymastereuropeo

Lo que vas a leer a continuación es el escrito preparado en el “Grupo de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos” de LinkedIn como resumen y actualización del problema de la equivalencia del título de ICCP de 5/6 años con el máster (lo explico porque aparezco citado en tercera persona y no, todavía no estoy tan mal).

Eres libre de copiar, pegar, enlazar y difundir este texto, lo importante es que la gente se entere y deje de sorprenderse con un “No, no, eso no puede ser, nos dijeron que éramos máster”. Pues mira, lo siento mucho, sí es, y el CICCP lo ha reconocido, así que ¿nos ayudas…?

Para estar al día te recomiendo visitar los debates de LinkedIn, Twitter (#soymastereuropeo) y Storify.

—————– 

En las últimas semanas ha saltado a las redes sociales un problema que ha permanecido latente durante demasiado tiempo: la equivalencia entre los actuales títulos de Arquitectura e Ingeniería Superior y los títulos derivados de los nuevos planes de estudio.

De acuerdo al Plan Bolonia, para tener las mismas competencias profesionales que actualmente ostentan Arquitectos e Ingenieros Superiores se exige cursar un grado y un máster habilitante. El problema surge al intentar trabajar en el extranjero, una salida profesional muy habitual en la actualidad, dada la situación económica que se vive en España. 

ANTECEDENTES

Los planes de estudio presentes hasta el momento en España se basaban en el sistema francés, con tres niveles de estudio:

  • Ècole, el equivalente a las Ingenierías y Arquitectura Técnica (3 años)
  • Grande Ècole, las Ingenierías y Arquitectura Superior (5 ó 6 años)
  • Doctorado

El llamado “Plan Bolonia”, iniciado el año 1998 en la ciudad italiana del mismo nombre, pretende una convergencia de los estudios superiores a nivel europeo, y para ello se basa en el sistema anglosajón, también con tres niveles de estudio:

  • Grado (3 ó 4 años)
  • Máster (1 ó 2 años)
  • Doctorado

España es de los últimos países en modificar los planes de estudios universitarios, según el Real Decreto 1393/2007, y adopta un sistema que contempla:

  • Un Grado de 4 años (artículos 12 y siguientes)
  • Un Máster Universitario de 1 ó 2 años (artículos 15 y siguientes)
  • Doctorado, que mantiene un estatus similar (artículos 18 y siguientes)

Este R.D. es modificado por el R.D. 861/2010, pero no en lo que afecta a lo expuesto anteriormente.

Además, la Orden CIN/309/2009 establece los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habiliten para el ejercicio de la profesión de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. En esta orden se especifica textualmente:

La legislación vigente conforma la profesión de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, como profesión regulada cuyo ejercicio requiere estar en posesión del correspondiente título oficial de Master obtenido, en este caso, de acuerdo con lo previsto en el artículo 15.4 del referido Real Decreto 1393/007, conforme a las condiciones establecidas en el Acuerdo de Consejo de Ministros de 26 de diciembre de 2008, publicado en el Boletín Oficial del Estado de 29 de enero de 2009.

En este acuerdo se habla de las condiciones que deben cumplir los estudios de grado para el ejercicio de las actividades profesionales reguladas de Ingenierías Técnicas, pero en ningún momento se habla de las Ingenierías Superiores.

El R.D. 1027/2011 establece el Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior, fijando 4 niveles, ya que incluye también el de Técnico Superior, equivalente a los estudios actuales de Formación Profesional. Sin embargo, en este R.D. no se habla en ningún momento de la equivalencia de las titulaciones anteriores al MECES con las que quedan establecidas a partir del año 2011. 

EL PROBLEMA

El problema al que se enfrenta el colectivo de arquitectos e ingenieros superiores es que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte no ha establecido ningún mecanismo de homologación automática para equiparar los títulos antiguos al Espacio Europeo de Educación Superior. De hecho, aunque el R.D. 1393/2007, en su disposición adicional cuarta, garantiza que se mantienen los efectos académicos y profesionales de las titulaciones antiguas, no trata en ningún momento la homologación de los títulos.

Curiosamente, siendo un cambio para converger con Europa, el problema surge al intentar acreditar la competencia profesional en el Espacio Europeo. Actualmente, la Comisión Europea, a través de su página web, fija la equivalencia profesional de los títulos superiores con estudios de 4 años o más, pero sin reconocer el máster.

No se trata de una mera cuestión formal. La falta de reconocimiento del título como máster plantea muchas dificultades, tanto a los ingenieros que quieren salir fuera del país, que son considerados como graduados, como a las empresas, que se encuentran con que sus equipos técnicos son peor valorados en las licitaciones de concursos públicos. En un ejemplo que exponía Enrique Montalar en su blog de una licitación en Ecuador, se otorgaba 2 puntos a los graduados, 7 a las maestrías y 15 a los doctores. Otro de los problemas es la falta de competencias profesionales en el país de destino, ya que son profesiones reguladas, y dichas competencias están asociadas al nivel educativo de máster.

Hoy por hoy se pueden seguir haciendo los trámites necesarios para la homologación del título de Ingeniero Superior al de máster en el país de destino, trámites que en muchos casos implican la realización de asignaturas adicionales en la universidad. Sin embargo, en breve empezará a haber dos tipos de titulados, los Máster Ingenieros y los Ingenieros Superiores, lo cual creará mucha confusión en los países de destino, ya que las autoridades competentes o las empresas no tienen por qué conocer las las dificultades que atraviesa el Espacio Educativo Español.

En la actualidad ya hay varias Universidades, tanto privadas como públicas, que ofrecen un Máster en Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos, tal y como exige el R.D 1393/2007. La Universidad Politécnica de Cataluña o la de Cartagena ofrecen programas de máster completos (2 años). Sin embargo, algunas Universidades privadas ofrecen a los Ingenieros de Caminos la posibilidad de hacer un máster abreviado, que varía en el número de créditos y en el coste (entre 5 y 6 mil euros), aunque siempre ofrecen realizarlo en un horario que no interfiera con la jornada de trabajo. Otras escuelas, como la perteneciente a la la Universidad Politécnica de Madrid, no se espera que ofrezcan el máster habilitante hasta el curso académico 2014/2015.

En estos momentos, el agravio comparativo entre los titulados anteriores y posteriores al Plan Bolonia ha generado un problema que sólo el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte puede resolver. 

LAS REDES SOCIALES

El problema ha salido a la luz en Twitter y LinkedIn en relación con la titulación de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, aunque es aplicable al resto de titulaciones que habilitan para el ejercicio profesional.

Se han emprendido -a título particular- diversas acciones, entre las que se encuentran las siguientes:

EL COLEGIO DE INGENIEROS DE CAMINOS, CANALES Y PUERTOS

El día 17 de noviembre, el presidente del Colegio de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y también Director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la UPM, Juan Antonio Santamera, escribe un artículo de opinión en el diario “Expansión” en el que expone la situación y sus inconvenientes, y aboga por la homologación automática del título con el de máster.

El presidente del Colegio, a preguntas de los colegiados sobre del papel que está jugando el CICCP en todo este proceso, informa de que se ha entrevistado con el Ministro Wert y le ha transmitido la preocupación acerca del problema; en redes sociales, el Colegio comunica que se ha abierto una vía de colaboración con el Ministerio de Educación, sin especificar ningún cronograma.

En la jornada de Internacionalización que se lleva a cabo el día 3 de diciembre en la sede central del Colegio se pregunta por el problema de la homologación al presidente Santamera, que responde que en la entrevista con el Ministro Wert se comentó la posibilidad de adoptar el modelo que se ha puesto en marcha en Francia, esto es, añadir al título oficial una segunda línea que acredite el nivel académico de máster. Por lo que parece, el Ministerio recibió de manera favorable esta opción, pero Santamera informa de que sólo sería posible para nuevos titulados (promoción 2013 y hasta la extinción del título), pero que lo ve muy complicado para titulados antiguos.

El día 12 de diciembre, en la comunicación navideña del presidente del CICCP, se afirma que se están realizando “intensas gestiones” y que “van por buen camino”.

Sin embargo, en la jornada de presentación del Plan Bolonia en la ETSICCP de Madrid del día 13 de diciembre, el presidente vuelve a insistir en la dificultad de conseguir la homologación automática del título para ICCP y dirige al colectivo a solicitar en la Escuela o en el Colegio un certificado que explica la equivalencia al máster (sin que tenga validez oficial fuera de España, como él mismo ya había reconocido en el artículo publicado en Expansión y en el mensaje navideño). Además, al serle solicitada una hoja de ruta de lo que está llevando a cabo el Colegio, contesta que no tiene tiempo y que si los colegiados quieren ayudar, que la redacten ellos, fijando una reunión para el día 10 de enero.

El día 17 de diciembre, el CICCP publica en su página web una nota en la que se expone la situación del título y alguna de las gestiones que ha hecho la Sede Central.

El día 18 de diciembre, la Demarcación de Madrid del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos convoca una jornada titulada “Acreditación e implementación del Plan Bolonia”. En principio la jornada cuenta con la presencia de todas las universidades que imparten Ingeniería de Caminos en Madrid pero finalmente incluye únicamente a Universidades privadas, para presentar sus programas de máster para Ingenieros de Caminos ya titulados.

Esta jornada es cancelada por la Demarcación el mismo día 18 al mediodía, alegando la falta de la Universidad Politécnica de Madrid, a pesar de que ya se sabía desde el día anterior. El decano, Miguel Ángel Carrillo, se ofrece a hablar con los colegiados que deseen informarse. Se produce una reunión informal, donde se explica el problema ya expuesto con la titulación y la solución que ofrecen las privadas: adelantar la consecución de un máster, sin que por ello se vaya a dejar de luchar por la equivalencia automática.

En esa reunión los colegiados presentes solicitan al Decano la defensa del título y de la profesión, con la equivalencia automática del título de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos a Máster en Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos. Además, se pide que se realice un esfuerzo para mantener informado al colectivo, tanto de las acciones llevadas ya a cabo como de las que se pretende acometer en las próximas semanas.

El día 19 de diciembre, Enrique Montalar, Ingeniero de Caminos, tiene una reunión con Vicente Esteban Chapapría, Director de la ETSICCP de Valencia, en la que le informa de que los directores de las Escuelas Técnicas Superiores de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos dirigieron en el mes de octubre un escrito al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en el que también se pide que se reconozca el nivel de máster a los Ingenieros Superiores.

El mismo día 19 de diciembre se convocó una reunión a través de LinkedIn y Twitter, en la que se redactó un borrador de “Hoja de Ruta”, tal y como se había hablado con el presidente Santamera el día 10. Se colgará en LinkedIn para que todo el mundo pueda aportar. Se ha fijado la siguiente reunión para el día 8 de enero.

 

Esta es la situación a 22 de diciembre de 2012. Para tener información más actualizada se pueden seguir los debates del grupo “Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos” de LinkedIn, concretamente “La equivalencia del título”, y el hashtag #soymastereuropeo en Twitter.

Legislación de referencia

Otra información de interés

 

Este artículo ha sido redactado por algunos miembros del grupo de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la red social Linkedin


Marta Serrano en GESTIONA RADIO hablando de #soymastereuropeo

Marta Serrano (@Marta_Serrano) ha participado esta mañana (18-dic-2012) en el programa GESTIONA INFRAESTRUCTURAS para explicar (y muy bien, en mi opinión) el problema #soymastereuropeo de las titulaciones de ingeniería de 5/6 años pre-Bolonia.

El programa, dedicado a las infraestructuras y la ingeniería, está dirigido y presentado por Ramiro Aurín Lopera (ICCP) y ha contado también con la presencia de Juan Carlos Bravo (ICCP), José Luis González Vallvé (ICCP) y Diego Jalón (Periodista).

La intervención de Marta comienza en el minuto 36:20, hacia la mitad del programa (dadle un poco de tiempo al streaming, que le cuesta):

 

Si lo prefieres, puedes descargar el podcast del programa completo (mp3 – 41,2 MB).

Por cierto, poco después de la emisión del programa se ha cancelado la reunión con las universidades privadas prevista para esta tarde en la demarcación de Madrid… por “exceso de aforo” (nota del aplazamiento en pdf).


El Título de Ingeniero de Caminos y el Máster

Hace unos meses, con motivo de las elecciones a la junta de gobierno del CICCP, se podía leer en ConstruCloudel Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos puede tener defectos o no, pero nos representa profesionalmente y con la que está cayendo no estamos para ir cerrando puertas“.

Es cierto, el colegio nos representa… y quizá demasiado. Estas últimas semanas, con motivo de la petición de firmas para la homologación del máster he estado hablando con muchos compañeros, y entre las muchas preguntas que surgían de la conversación destacaba siempre la misma: ¿Y qué hace el colegio?

Ayer, 17 de diciembre, el CICCP hizo algo, escribió esto en su web y en el Grupo de Ingenieros de Caminos de LinkedIn (las negritas son mías):

El Título de Ingeniero de Caminos y el máster.

La solución al problema del título reside en la transposición de la directiva europea que ya dispone la equivalencia al máster de los ingenieros egresados antes de Bolonia. A falta de dicha transposición, es innegable que la situación actual es anómala y genera indefensión e incertidumbre ya que, tras una carrera larga y con suficientes créditos, el título no tiene reconocida su equivalencia a máster.

Esta situación ejerce efectos en tres ejes fundamentales: uno, una falta de referencia académica de unos titulados que buscan empleo fuera de nuestras fronteras; dos, un agravio al no identificarse los méritos de los titulados pre-Bolonia y tres, una pérdida de competitividad de nuestras empresas en procesos de contratación con ingenieros de caminos de nuestro país.

El primer paso para resolver el problema y abarcar toda su complejidad normativa es identificar sus diferentes aristas en España y analizar las oportunidades, especialmente las vías abiertas en el ámbito del Espacio Común Europeo de Educación. Además, en Francia está plenamente transpuesta la Directiva de equivalencia entre títulos mediante un máster. L’École Nationale des Ponts et Chaussées aporta un modelo de éxito que debe servir como ejemplo, ya que el título menciona la ‘equivalencia al máster’ con lo que se elimina la inseguridad jurídica. Siguiendo este modelo en el ámbito europeo, en nuestro caso se debería añadir en el título un reconocimiento explícito de validez internacional que también expresara la equivalencia al Máster de Ingeniero de Caminos.

En este terreno, el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, desde su estructura nacional, trabaja con la premisa de que corresponde al Ministerio de Educación adoptar las medidas normativas necesarias, ya que es el órgano competente de la administración que tiene la responsabilidad del Estado en la homologación de títulos.

Por ello, el Colegio, como representante de la profesión, ha trasladado al Ministerio su inquietud sobre el particular, y le ha informado de los graves perjuicios e inconvenientes, individuales y empresariales, que se generarían en el caso de no encontrar una solución idónea.

Como consecuencia de las conversaciones mantenidas, el Ministerio se ha comprometido a estudiarlo con rapidez, y esperamos que se produzca el resultado deseado.

El objetivo prioritario es que nuestros profesionales que buscan una salida internacional puedan presentar un título homologable con equivalencia en la UE y reconocido en todo el mundo.

 

Después de decir que estaba todo hecho y al día siguiente decir que era imposible, y de ignorar una carta al director firmada por 240 colegiados, el CICCP ha hablado… 21 días después de iniciarse la discusión en LinkedIn.

La situación de los Colegios Profesionales, en general, no es precisamente buena:

El CICCP tiene en estos momentos una oportunidad sin igual de ayudar a sus colegiados (salvo que descubra cómo crear trabajo, que sería todavía mejor). El reconocimiento del máster es el primer paso para encontrar trabajo fuera de España, conseguirlo es primordial, y para ello cuenta con el apoyo y el respaldo de muchos colegiados -entre los que me incluyo- en sus conversaciones con el Ministerio de Educación… porque si todo esto sale mal y la única opción para tener el máster es volver a pagarlo, mucho me temo que el colegio tenga que consultar el artículo 68 (y último) de los estatutos

PD: Seguimos esperando un #soymastereuropeo en Twitter.

Actualización 8 de enero: La cuenta oficial del CICCP en Twitter ha utilizado el #soymastereuropeo.


 

Escudo CICCP


Mensaje navideño del CICCP: “nos hemos ido haciendo conscientes del problema”

Tenemos mensaje navideño del presidente del CICCP para 2012. Adjunto la versión completa, aunque a grandes rasgos, se puede resumir en:

  • nos hemos ido haciendo conscientes de que nuestra carrera tropieza con un problema de titulación”.
  • Las “intensas gestiones” efectuadas para lograr la homologación oficial con el máster van por buen camino.
  • Los certificados que emiten el Colegio y las Escuelas no sirven.
  • Lo importante de verdad es la ley de Servicios Profesionales.
  • Van a probar a usar Youtube y, ya de paso, a renovar la web.

Vamos, que seguimos igual. Eso si, ya son conscientes del problema, algo es algo (“nos hemos ido haciendo“, atención a la forma verbal).

 

El texto completo, a continuación:

 

COLEGIO DE INGENIEROS DE CAMINOS, CANALES Y PUERTOS
EL PRESIDENTE
12 de diciembre de 2012

Estimados compañeros:

Me dirijo a vosotros en estas significadas fechas de fin de año para daros cuenta de lo realizado por el nuevo equipo de gobierno del Colegio, que me honro en presidir, desde que nos hicimos cargo de esta institución el pasado mayo.

La necesidad imperativa e inaplazable de adaptar el Colegio a las nuevas circunstancias -en especial la desaparición del visado obligatorio y la crisis económica, con su secuela de fortísimo desempleo para nuestra profesión- nos ha llevado a reestructurar la administración del Colegio y realizar un rediseño de su esquema de funcionamiento. Hemos conseguido así un modelo sostenible que ya ha alcanzado, de cara a 2013, por primera vez en varios años, el equilibrio presupuestario, a pesar de que estamos incrementando la prestación de servicios a los colegiados.

Conscientes de que en la actualidad el desempleo profesional sólo se paliará significativamente mediante la internacionalización de la oferta, nos hemos marcado como primero y principal objetivo una vasta acción en este sentido, así como en la búsqueda de nichos de empleo en actividades no tradicionales. Los resultados han empezado a verse y, con seguridad, se incrementarán en el futuro.

Al hilo de la internacionalización nuestra, y de nuestras empresas, nos hemos ido haciendo conscientes de que nuestra carrera tropieza con un problema de titulación: los ingenieros egresados antes de la reforma de Bolonia no poseen la titulación de Máster, pese a que la duración de los estudios y el número de créditos equivalen a tal titulación, que debería ser reconocida como tal por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. Sin perjuicio de que las Escuelas y el propio Colegio puedan certificar la naturaleza de los estudios realizados, estamos efectuando intensas gestiones, que van por buen camino, para lograr la debida homologación oficial de nuestros estudios como Máster.

El Gobierno ha anunciado, asimismo, la inminente remisión al Parlamento del anteproyecto de ley de Servicios Profesionales, de la que depende la reserva de actividad de nuestra profesión y la obligatoriedad de la colegiación y del visado. También a este respecto estamos realizando intensas gestiones para divulgar la naturaleza de nuestro trabajo, la necesidad de garantizar la seguridad de sus destinatarios y de preservar el aseguramiento de responsabilidad civil que el Colegio proporciona a todos los colegiados.

Por último, deseo informar de que, por razones de eficiencia y de ahorro, todas las revistas y boletines del Colegio se refunden a partir de enero en una renovada Revista de Obras Públicas, que, sin perder su carácter técnico, incluirá análisis sobre la coyuntura, informará sobre las vicisitudes de la profesión, dará especial relevancia a la internacionalización de nuestros compañeros y empresas y servirá de vínculo de comunicación con nuestras administraciones. También hemos realizado un gran esfuerzo para que las jornadas que se celebren en el Colegio lleguen en directo a todos a través de videoconferencia por internet, amplificando de esta manera su difusión. Asimismo, en las próximas semanas se renovará la web del Colegio, que se vinculará a un boletín semanal que se remitirá a todos los colegiados.

Aprovecho gustoso esta ocasión para desearos unas felices fiestas y un año 2013 menos amargo y más esperanzador que éste que finaliza.

Juan A. Santamera Sánchez
Presidente

No, los ingenieros de 5 y 6 años anteriores al plan Bolonia NO tienen el máster de forma automática

Durante muchos años Bolonia fue sinónimo de mortadela. Puede que tenga dos torres inclinadas y la universidad más antigua de Europa, pero si le preguntabas a la gente, lo más conocido de Bolonia era su mortadela… hasta que empezaron a hablar de las carreras como “grados”, desde ese momento Bolonia pasó a ser “eso raro que quieren hacer con la universidad”.

Los ingenieros anteriores al plan Bolonia veíamos aquello con curiosidad, a algunos incluso nos parecía bien la idea de hacer las carreras más cortas, aunque palabras como “créditos” y “grados” nos sonaran muy raras, frente a nuestras tradicionales horas de clase y nuestros añejos títulos.

Iban a cambiar las carreras de 5 y 6 cursos por “grados” de 4 cursos con las mismas competencias, lo que no terminaba de cuadrarnos del todo, pero no había nada que temer, nuestros años de más se iban a reconocer con un “máster” para dejarlo todo al mismo nivel, sin problemas, todo perfecto.

Curiosamente, nadie se molestó en exigir ese “máster” por escrito. ¿Para qué?, soy ingeniero pre-Bolonia, las empresas me conocen, no necesito nada más.

Y llegó la crisis…

… y el ingeniero pre-Bolonia se planteó emigrar

… y en las ofertas de empleo le pedían el máster

puntuación diplomado (ingeniero) - máster - doctorado

Donde dice “diplomado” puedes leer “ingeniero”, es lo mismo, 2 puntos… (tomado de un concurso para una fiscalización de obra en Ecuador)

… y recordó que nunca había llegado a pedirlo

… y descubrió que le habían tomado el pelo

Así es, querido visitante del blog. Todos lo dimos por hecho, pero el famoso reconocimiento “título superior = grado + másterno figura por escrito en ningún sitio. Las Escuelas y el Colegio emiten un certificado propio, no oficial, pero el Ministerio de Educación se niega a reconocerlo (puedes leerlo aquí) ergo… estamos jodidos, muy jodidos.

Y si no te lo crees, lee lo que escribe el Presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (las negritas son mías):

El reto de trabajar fuera de España

No es ningún secreto que la crisis económica que padecemos en España desde 2008, reflejo de la crisis global, ha afectado sobremanera a la actividad de los ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, dados los drásticos recortes que ha experimentado la inversión en Obras Públicas, motor del desarrollo durante los años de bonanza. Ante el elevado desempleo, el Colegio de Caminos está realizando un gran esfuerzo para orientar a los jóvenes ingenieros para que encuentren trabajo en otros sectores o en otros países, lo que es posible en muchos casos debido a la excelente preparación y nivel académico que consiguen en España.

Esta coyuntura fuerza una importante salida al exterior tanto de empresas como de ingenieros de Caminos españoles, que acaban tropezando con un problema de reconocimiento de los estudios en el nivel de Máster, aspecto central que debería ser corregido por las autoridades ministeriales. Así, en los concursos a los que se presentan nuestras empresas –de reconocido prestigio internacional– éstas se encuentran en desventaja al no poder incluir en sus ofertas a ingenieros en posesión del Máster o Maestría. Esta grave situación se plantea con los ingenieros de Caminos anteriores al plan Bolonia y los que siguen egresando de las escuelas, ya que no tienen explícitamente acreditado que su formación equivale al máster, tanto en el número de créditos cuanto en las materias impartidas; un reconocimiento a través del título de máster que, como decimos, les es exigido cuando salen al extranjero y han de competir con ingenieros de otros países.

La duración de los estudios de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos ha variado en los últimos años, según los diversos Planes de Estudio. Sin remontarnos a las épocas en que había que realizar un duro examen de ingreso, pasando por las etapas en las que había que hacer un curso selectivo, uno de iniciación y cinco años de carrera, o en las que había que estudiar seis años de carrera, podemos asegurar que la carrera nunca ha bajado de los cinco años de duros estudios durante la época de vigencia de la Ley de Reforma Universitaria.

Las Escuelas Técnicas Superiores de Ingeniería de Caminos tienen conciencia de ello y están convencidas de que nuestra carrera de ingeniería superior, según la nomenclatura antigua, equivale al grado más el máster; de hecho la Escuela Técnica Superior de Madrid expide certificaciones en que así se hace constar. Se especifica que los estudios de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos han tenido hasta la implantación del plan Bolonia una duración de seis años, que además los estudiantes debían realizar un Proyecto Fin de Carrera, y que la finalización de estos estudios daba acceso directo al Doctorado, por lo que equivalían al nivel de máster.

La eficacia de estos certificados será sin embargo dudosa y azarosa si el Gobierno no hace un reconocimiento normativo de dicha evidencia que elimine cualquier ambigüedad. Lo han hecho otros países, y esperamos que también el Ejecutivo español aborde sin demora esta cuestión, de la que depende no sólo la salida profesional de nuestros ingenieros sino también el prestigio internacional de nuestros titulados y de la tecnología vinculada a la marca España.

La consolidación por este medio de la carrera, poniendo fin a la fractura entre lo antiguo y lo moderno, acabaría también con una dudosa práctica que llevan a cabo ciertas universidades privadas, que ofrecen la retitulación de los ingenieros de Caminos como posible vía de negocio. Todo indica que esta retitulación es ilegal puesto que está expresamente prohibido reconocer créditos de asignaturas de Máster con asignaturas de Grado (Real Decreto 13/93 2007) pero, además, esta práctica es lesiva para los intereses de los Ingenieros egresados de una universidad pública o de una escuela de prestigio al tener que solicitar la obtención de un máster por una de las universidades privadas que, salvo excepciones reseñables, actualmente no han alcanzado el prestigio que sería deseable.

Los ingenieros de Caminos y me atrevería a decir que todos los ingenieros superiores estamos confiados en que el Ministerio de Educación resuelva inequívocamente esta disfunción que nos dificulta la movilidad profesional, sin riesgos de no ver reconocidos unos títulos profesionales de alto nivel y de contrastada calidad.

Juan Antonio Santamera
Presidente del CICCP
Director de la ETSICCP de Madrid
Expansión, 17 de noviembre de 2012 (versión en pdf)