en Ingeniería

La veteranía es un grado… por desgracia. Sobre la “internacionalización de la ingeniería española”

Soy el Sr. Lobo, soluciono problemas (Harvey Keitel en Pulp Fiction)

Barcelona. Media mañana. Empresa importante. Despacho con vistas. Café y ensaimadas a tutiplén. Sacarina. Caras muy serias.

— Soy el Sr. Lobo, soluciono problemas. (gracias Sr. Tarantino por esa gloriosa frase)

— Gracias por venir Sr. Lobo. Le hemos llamado porque queremos que nos asesore sobre eso de la “internacionalización de la ingeniería española”.

(hay gente que consigue pronunciar las comillas, me pregunto cómo lo harán) ¿Qué tienen en mente?, ¿construcción?, ¿consultoría?, ¿dirección de obra?

— Nos gustaría entrar en dirección de obra, fiscalización y todo eso. En resumen, ganar concursos en el extranjero.

— De acuerdo. Antes de seguir con el tema, ¿conocen a alguien bien situado en el Ministerio de Educación?

— Pues… si, supongo que si, algún contacto tendremos, ¿por qué?, ¿no querrá decir en el Ministerio de Fomento?

— No, el de Educación. Lo primero que deben hacer es llamar a ese contacto y decirle, alto y claro, que reconozcan de una puñetera vez el máster a las titulaciones antiguas. Si no les hace caso prueben directamente con un GMA, suele funcionar.

— ¿GMA?

— Guantazo con la Mano Abierta, es mano de santo. (me encanta esta frase)

— Vale, pero… ¿qué tiene eso que ver con nuestro problema?.

— Mucho. A ver, tienen ustedes ¿cuántos?, ¿cincuenta y tantos años?, seguramente, y son todos ingenieros de seis cursos, ¿verdad?.

— Verdad, seis largos y horribles cursos y un Proyecto Final de Carrera, algunos todavía soñamos que no hemos terminado.

(Que me vas a contar a mi…) Correcto, y sabrán ustedes que hemos pasado de seis a cinco cursos y ahora vamos hacia grados de cuatro cursos.

— Lo sabemos perfectamente, contratamos ingenieros… bueno, lo hacíamos, antes de la crisis.

(y bien que os viene que haya tantos, para pagar menos, que nos conocemos) Y seguramente saben también que todos los planes, ya sean de seis, cinco o cuatro cursos, tienen la misma valoración en un concurso, el grado.

— ¿Que puntúan igual?, pero se tendrá en cuenta la preparación, ¿no?, ¡¡ hay dos cursos de diferencia !!

— En el extranjero se valora mucho la formación y se valora mucho la experiencia, como aquí, pero también se trabaja con titulaciones oficiales, como aquí, y su titulación oficial, les guste o no, es el grado, el grado, el GRA-DO. Ah, por cierto, valoran todavía más los cursos de postgrado, y eso aquí ya no se lleva tanto. Veo que tienen ustedes gente con más de veinte años de experiencia. No es lo normal, lo normal es tirar a la gente que cobra mucho o “perderlos” cuando se montan su propia empresa. Ustedes los han conservado, eso está muy bien, lástima de formación posterior.

— ¿Cómo que “lástima de formación posterior”?, les hemos pagado todos los cursos de formación que nos han pedido, ¡¡ estamos muy orgullosos de haberlo hecho !!

— Y les honra pero, por desgracia, no son cursos oficiales de postgrado, así que de cara a un concurso no tienen nada de nada, CERO PUNTOS, por no mencionar que ninguno de sus ingenieros tiene un doctorado.

— Es que eso no sirve para nada, vale, vale, ya me callo, no me mire así, que me da miedo.

— No sirve para nada, ya lo sé, lo he oído muchas veces. Pues mire usted qué cosas, resulta que fuera de nuestras fronteras sí sirve, y mucho. Y por esos mundos de Dios tener un doctorado está muy bien visto y puntúa un montón, increíble, ¿verdad?.

— ¿Y qué hacemos?, ¿matricular a todos nuestros ingenieros en la universidad y esperar dos o tres años?, ¡¡ menuda solución !!

— No, lo que tienen que hacer es exigir lo que les corresponde. Con cuatro años se tiene un grado y con dos cursos más un postgrado, pero resulta que ustedes, ingenieros “pata negra” bregados en mil exámenes y con seis cursos y un PFC a sus espaldas, sólo tienen un mísero grado. De acuerdo a la ley les correspondería tener grado y máster y no tienen NADA, les han robado el máster en sus propias narices, y hasta que no solucionen eso no van a ganar un puñetero concurso ni haciendo trampas.

— Nadie nos había dicho nada de esto.

— Claro que no, porque no se dijo nada, cuando se cambió la ley se corrió un tupido velo para no levantar la perdiz y ahí quedo todo…

— Entonces… ¿qué hacemos?, en los concursos piden gente con más de diez años de experiencia, piden ingenieros del plan antiguo, así no hay forma de ganar.

— Ya se lo he dicho, deben llamar al Ministerio de Educación (o cómo narices se llame ahora) y exigir el reconocimiento. No serán los únicos, en los grupos de LinkedIn hace ya tiempo que se insiste en el tema, cuántos más sean, mejor. (hago una pausa y cojo una ensaimada con un movimiento estudiado. Me tiro por encima todo el azúcar glacé, genial, a la porra la pose de tío duro)

—  Yo he oído algo de que el Colegio de Caminos nos puede hacer un papel reconociendo ese máster.

— (no falla, siempre hay un listillo, agazapado en la sombra esperando su momento) Cierto, también las Escuelas están haciendo ese papel, pero para concursos no sirve, piden titulación oficial, y ese papel no está reconocido. Pregunte en el colegio y se lo dirán.

— ¿Cómo hemos llegado a esto?, ¿qué ha pasado con nuestra carrera?, ¡¡ 200 años de historia tirados a la basura !!

— (y por supuesto, un teatrero que se coge la cabeza en plan trágico) ¿Qué ha pasado?, que estábamos muy ocupados trabajando, eso ha pasado. Durante muchos años hemos fabricado ingenieros “para consumo propio” y nadie tenía el más mínimo interés en homologar títulos o aprender idiomas. Nos costará un tiempo, pero lo arreglaremos, en peores plazas hemos toreado.

— De acuerdo, haremos unas cuentas llamadas y nos volveremos a ver en unos días. Por cierto, antes de irse… ¿qué opina usted de las titulaciones actuales, Bolonia y todo lo demás?

— Eso lo dejamos para la siguiente reunión. Ustedes vayan llamando, llevamos ya muchos años de retraso, no perdamos más tiempo.

— Vale, vale, nos ponemos a ello.

 

Ningún ingeniero fue dañado durante la redacción de esta entrada. Las ensaimadas eran de régimen. Todo es ficticio y virtual, salvo que el autor del blog estuvo hace muy poco en una oferta para Sudamérica y pudo comprobar de primera mano cómo eran los baremos y cómo se puntuaban las cosas… y cómo se perdió la oferta de la manera más tonta posible (con la ilusión que me hacía a mi postear con UTC-5)

Más cosas, por si quieres ampliar la información:


Escribe un comentario

Comentario

  1. Sólo comentar que los que tenemos una ingeniería de caminos de 5 años (plan de 1.989) hemos tenido un proyecto fin de carrera en el que se nos ha pedido incluir todo lo necesario para que tardáramos 1 año completo en terminarlo sin dejar de trabajar 1 solo día. Proyectos que han acabado siendo multidisciplinares, dada la cantidad de sub-proyectos que comprendían. Desconozco el tamaño de los proyectos fin de carrera de los planes de 6 y 4 años y el número de créditos por año asignado a cada curso en cada plan, pero no conviene menospreciar los estudios que han realizado el resto de los compañeros; el problema es otro, como bien decís: el reconocimiento del grado de Máster a las titulaciones de los planes que cumplan los requisitos para ello, y que el Ministerio que proceda (Educación o Fomento) lo haga cuanto antes porque es fundamental para el ejercicio de la profesión en el exterior.
    Gracias, saludos

  2. juassssss… Señor lobo, está Usted que se sale… y no es para menos… habría que salirse y darle un par de GMAs a Wert para de queje de TONTEAR con españolizar a los monos gibraltareños (o a quien le salga de las segundas derivadas parciales) y se ponga en lo que realmente importa, carallo… porque como la cosa siga así más que al Sr. Lobo vamos a acabar llamando a Vincent Vega para que haga alguna visita de cortesía…

  3. GMA, a por ellos…

    ¿No se supone que a los camineros anteriores al grado se nos equiparaba al Master de Caminos, Canales y Puertos además del gradode Ingeniero Civil?

    ¿No puedes ir? Recuerdo que lo contaste una tarde en B.I. al encontrarte con L.A.A.M. y un desconocido (que era yo).

  4. Creo que ya llevo como 2 años pasando por tus artículos y cada día me gustan más.
    Llevo toda la tarde comparando los CV de mis profesores en España y lo que tengo ahora mismo en Suiza con una amiga y ya no se que decir… para colmo, aquí un doctorando tiene un nivel de vida bastante bueno, muy alejado de los miserables 680 euros españoles…

    Y te robo lo del GMA

  5. Aquí un ITOP que tras 10 años en el mercado laboral, está cursando sus correspondientes asignaturas y realizando su “TFG” para conseguir, al menos el Grado, (como me parece lógico por otra parte), y a pagar los 2.000 leuros de rigor por la homologación del resto de cursos (en la privada son más de 5.000).

    Pero bueno hace un tiempo que abandoné todo lo relacionado con Egpaña, y emigré hacia UK, así que sintiéndolo mucho por las “Unis Egpañolas” el “Master”, si lo hago, lo haré aquí, aunque parece que en mi empresa no les importa mucho eso. Se ve que para los concursos no es problema. Quién me iba a decir a mi que me iba a servir más el “titulillo de itopillo” de los Pirineos para arriba que de los Pirineos para abajo…

    Muy bueno el post, por cierto. La cruda realidad. Ánimo con la internacionalización, y paciencia, mucha paciencia. Ah!, y cuidado con los “Sr. Lobo!!”, que algunos cobrfan solo por dar consejos…

  6. Se tiene el concepto claro de lo que es un Master? Es una filosofía de vida y eso no se enseña en la universidad durante la carrera….

    ….la próxima vez será. El que quiera ser Master que curse uno, ….., que hay muchos y muy interesantes.

Webmentions

  • ¿El principio del fin de la Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos? | Ingeniería en la Red 18 enero, 2013

    […] y que Enrique Montalar escribió en forma de diálogo guionizado de forma impecable en este post o los datos del desempleo, siento la necesidad de hacerme dos preguntas; una: ¿puede haber mayor […]