en Ingeniería

¿Fuga de cerebros?, ¿fuga de ingenieros?, ¿o simplemente fuga del sentido común?

Desde septiembre de 2010, “El País” está publicando una sección –Preparados– (original título, diga usted que si) sobre los problemas actuales del mercado laboral español. Está escrita en forma de historias personales, una idea que parece interesante, a primera vista, pero que a veces deja la moral por los suelos.

Si la intención era animar propongo que coloquen alguna noticia buena, aunque sea inventada, porque los únicos que cuentan algo positivo son los funcionarios o los que se han ido a trabajar fuera, ambas soluciones muy válidas, pero se suponía que el empleo había que crearlo en España (y que conste que yo también estoy fuera, concretamente en Bosnia-Herzegovina).

Que el mercado laboral está mal lo sabemos todos, que el esfuerzo no se valora, también. No nos engañemos, estos años hemos tenido trabajo porque había trabajo, no porque se valorara lo que sabíamos o no sabíamos hacer. Todos hemos tenido trabajo, los buenos y los malos, y con esa previsión se han creado universidades, muchas universidades, demasiadas universidades (buenas y malas, claro), y resulta que ahora hay ingenieros, muchos ingenieros, mucho de todo, demasiado de todo, por no mencionar a los arquitectos, que haberlos, haylos y también son muchos.

Tres visiones sobre este asunto:

1) Desde Materias Grises, en respuesta a una de las entradas de Preparados.

De mayor quiero ser funcionario (Preparados – El País – 19-10-2010)
El absurdo mundillo de las oposiciones (Lorem Ipsum – Materias Grises – 20-10-2010)

2) Desde Valor Añadido, en Cotizalia, hablando de los Ingenieros de Caminos.

– No tengo más remedio que despediros a los dos (07-07-2010)
– En España ya no vale de nada ser ingeniero (30-09-2010)

3) Y la tercera, que “miente en el noticiero”, como cantaba la nieta de D. Eduardo Torroja en “Cruz de Navajas”, cuando nos dice que “Los ingenieros empiezan a notar la crisis ahora”… ya… ahora…

Por cierto, ¿lo del principio del vídeo son las oficinas de TYPSA?, caramba, no están nada mal.

Escribe un comentario

Comentario

  1. Respecto a lo de preparados, comentaba Milagro Pérez Oliva (defensora del lector en el país) que la mayoría de los entrevistados eran amigos y conocidos de los periodistas que habían escrito los artículos. Los periodistas que habían escrito los artículos eran seleccionados siempre y cuando tuvieran menos de 30 años. Por eso había tanto comunicador audiovisual y semejante.

    A mí no me gustó esa serie, hubo varios artículos de gente cuya vida era perfectamente normal para un recién licenciado, con trabajo,viviendo de alquiler, pagándose un coche… Le pegaban un sesgo demasiado grande a la población de parados y preparados.

    Esperemos que la cosa mejore un pelín por aquí, que el funcionariado no es una opción…

  2. En el enlace de Cotizalia se plantea una cuestión que lleva tiempo dando que hablar. La Ley de Contratos dice que se debe dar la obra a la oferta más ventajosa económicamente y el Plan-E dice que a la que más gente contrate, a pesar de ser más cara, ¿esto es legal?