El inquietante RQD de Deere

[...] el comportamiento de una obra de ingeniería en una masa rocosa atravesada por discontinuidades viene seguramente más influenciado por el carácter de las superficies que la forman y por el tipo de material de relleno, que por la mera presencia de las discontinuidades.

Deere, Don U. 1963, “Technical Description of Rock Core for Technical Purposes”.

La recuperación de un sondeo se define como el porcentaje de testigo obtenido respecto de la longitud total del sondeo, y aunque para sondeos en suelo es un parámetro muy útil, para sondeos en roca no se puede decir lo mismo, ya que en estos materiales la recuperación suele ser casi siempre muy alta.

Buscando un índice que discriminara algo mejor esa recuperación, Don U. Deere definió entre ¿1963? y 1967 su RQD, o Rock Quality Designation, como el porcentaje de recuperación de testigos de más de 10 cm de longitud (en su eje, y sin tener en cuenta las roturas debidas al propio proceso de perforación) respecto de la longitud total de sondeo.

Este es el esquema de su artículo de 1988, idéntico al que aparece en la norma ASTM D 6032-02:

RQD, Rock Quality Designation

Como suele pasar en geotecnia, lo que triunfa es lo cómodo y fácil de usar (que sea más o menos exacto, ya es otro tema) así que, en muy poco tiempo, el RQD pasó a formar parte de las clasificaciones geomecánicas más habituales, aunque se debe tener en cuenta que:

  • No sirve para suelos, por mucho que algunos se empeñen
  • Se desarrolló para rocas ígneas, por lo que falla bastante en rocas estratificadas
  • No debe tenerse en cuenta en el caso de roturas por desecación, retracción o tensiones longitudinales
  • Depende de la dirección del sondeo
  • Hay que saber usarlo con precaución

Bien, pues dicho todo lo anterior y a pesar de ser tan popular, si alguien se molesta en consultar el artículo publicado por Deere en 1963, “Technical Description of Rock Core for Technical Purposes [pdf, 7 MB]” comprobará que NO SE MENCIONA PARA NADA EL RQD y que, además, es citado erróneamente por casi todos los autores posteriores, desde Bieniawski hasta Barton, pasando por Hoek y Brown, que lo sitúan en 1964, error que persiste en la Wikipedia (al menos, en el momento de escribir esto, en marzo de 2010).

La historia completa aparece en una amena comunicación de 1985, de Elías García González, por aquella época Director de Obra Civil de INECO, con el acertado título de “Un parámetro geomecánico algo inquietante, el RQD [pdf, 2 MB]“, incluida en un “Simposio sobre el Proyecto de Túneles” que organizó Manuel Romana en la E.T.S. de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Valencia.

Se trata de una lectura muy recomendable para todo aquel que tenga curiosidad por saber cómo aplicar el RQD, cuál es su rango de validez y cómo influyó en el resto de clasificaciones geomecánicas posteriores, en la que se puede leer: “Por si puede aclararnos esta cuestión del verdadero origen del concepto RQD hace unos días escribimos a D. U. Deere, contándole lo esencial de esta historia“…

Curiosamente… tres años más tarde, en 1988, Deere publicó otro artículo titulado The Rock Quality Designation (RQD) in Practice [pdf, 9 MB]” en el que dedicó los primeros párrafos a justificar por qué no aparecía el RQD en el artículo de 1963 y remarcando que la primera aparición publicada del RQD fue en 1967, con una nota al pie que dice “An incorrect reference inadvertently cited in this paper credited Deere with the introduction of RQD in his 1963 paper“.

¿Tuvo algo que ver la petición de Elías García con esta aclaración…?

A saber.

(Existe también cierta leyenda según la cual el RQD no lo desarrolló Deere sino uno de sus becarios, pero como sólo he oído noticias sueltas y jamás he visto nada por escrito pues… eso, por mi parte se queda en leyenda)

Para ampliar información:


8 pensamientos en “El inquietante RQD de Deere

  1. ayyyyyy… y yo que me creía que los que os dedicáis a eso de las rocas sois más rigurosos, y ahora resulta que en todas partes cuecen habas… en mecánica de suelos tenemos el "maravilloso" SPT, que vale lo mismo "pa un roto que pa un descosío"… y veo que en mecánica de rocas tenéis el RQD que 3/7 de lo mismo… un día que tengamos tiempo, podríamos hacer un estudio comparativo de procedimientos "presuntamente correlacionables" de medir "presuntamente vete-a-saber-qué" del terreno, y de su "presunta fiabilidad" para proyectar una "presunta zapata", o un "presunto sostenimiento"… si al final van y tienen razón Matas, Munar, Camps, Millet, el Bigotes y los demás: toda obra es una suma de presunciones…

  2. Que va, ya lo digo en la entrada, es fácil de usar y muy cómodo, pero no muy exacto. El RQD es sólo un indicador de la fracturación del macizo rocoso, ni más ni menos. Ya verás cuando hable de la correlación de Pälstrom, ahí el error se sale de rango pero, claro, es una fórmula tan fácil de usar que…

    Como dijo alguien: "la geotecnia y la medicina son muy parecidas, ambas tapan sus errores con tierra".

  3. Cuando leí esta entrada, me recordó algo que oí a Romana hace ya algún tiempo "El SPT es como el índice de masa corporal en medicina"… por lo visto como dice Frankie el RQD no dista mucho…

    Un abrazo

    Toni

  4. No recordaba yo esa frase de Romana, si, es una buena comparación.

    Gracias Toni, si no hablamos antes, disfruta de estas mini vacaciones, yo procuraré no comer mucho para contener mi Índice de Masa Corporal, que los que somos "anchos de espaldas" en seguida nos salimos de los "límites recomendados".

  5. esa frase de "la geotecnia y la medicina son muy parecidas, ambas tapan sus errores con tierra" la dice mucho un profesor que tuve, creia que era suya, pero vi que no.

  6. Es una buena frase, no sé si tendrá un autor "oficial" pero hay que reconocer que es muy… descriptiva.

¿Quieres dejar un comentario...?