en Ingeniería

El gobierno quiere suprimir «algunos» colegios profesionales… pero no dice cuáles

El enfrentamiento entre los Colegios Profesionales y el gobierno con motivo de la famosa Ley Ómnibus y su liberalización de servicios no es nuevo. En 2008, la Comisión Nacional de la Competencia instaba a acabar con la colegiación obligatoria, hace unos días el Presidente del Gobierno volvía a sacar el tema afirmando que los Colegios Profesionales son “instituciones laborales con rigidez crónica” y, justamente ayer, volvíamos a tener noticias al respecto, por dos vías distintas, además:

No tengo nada en contra del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (vale, la agenda que regalan me parece de chiste, pero ese es otro tema). Como profesional autónomo me gusta visar mis trabajos para contar con la protección del seguro y he de admitir que nunca he tenido el menor problema para hacerlo, al contrario, todo han sido facilidades.

El problema es otro, el problema es que el porcentaje de colegiados que visamos algo es ínfimo. Para el resto de colegiados, la gran mayoría, los que trabajan por cuenta ajena y no firman ni visan nada, el Colegio es sólo un gasto más y estarían encantados de quitárselo de encima, mientras que para los que trabajamos como autónomos, el visado es un Seguro de Responsabilidad Civil que, sin el colegio, no podríamos permitirnos.

¿Qué pasará si eliminan los colegios?

Nada, no pasará nada, absolutamente nada, mientras no toquen el fútbol en este país no pasará nada de nada… pero sin el respaldo legal del colegio se abre la veda para denunciar al ingeniero/arquitecto/lo-que-sea por cualquier cosa… y convendría que lo tuviéramos en cuenta, porque manejamos conceptos como “riesgo”, “tolerancia”, “periodo de retorno” y “factor de seguridad”, y son conceptos que no siempre se entienden bien, fuera del sector.


Escribe un comentario

Comentario

12 Comentarios

  1. Hablando en representación de esas generaciones perdidas a las que se les niega la incoporporación al mercado laboral más allá de McDonald y Decathlon, que jamás llegaremos a cobrar una pensión, que veremos privatizar la educación y la sanidad, y que soñaremos con poder vivir sin compartir piso con varios matrimonios más:

    ¿Pero no van a quitar el fútbol no?

    …entonces ya esta.

  2. Yo no viso, trabajo, cobro poco y callo, callo cuando veo lo que hacen con los proyectos, lo que hacen con los pliegos, lo que hacen en las obras, lo que hacen en el colegio de Madrid, el único que organiza cursos, QUE LO QUITEN, NO SIRVE PARA NADA

  3. Si, pero aquí se denuncia por estupideces, y se deja de denunciar por algún que otro sobrecito (o maletín si el fallo es de los gordos).

    La frase del periodismo es lapidaria: si el ejemplo para la ingeniería (o para cualquier otro oficio) es terminar siendo un circo como pasa en el periodismo, apaga y vamonos

  4. Eliminar los colegios nos da igualdad de oportunidades, se acabaron las competencias, el que sabe, sabe y el que no, a dar clase a la universidad.

  5. En Sevilla el Colegio de Arquitectos sigue imponiendo a sus colegiados el visado obligatorio contraviniendo la Ley Omnibus, a ver quien es el valiente que tiene narices de cerrarlo.

  6. es complicado el tema en un país en el que gustan tanto los sobrecitos como dice Sure.

    Yo veo importante el tema de los colegios no solo por el seguro de responsabilidad civil, que es en lo primero que se piensa cuando le buscas la utilidad para estar dentro. También es muy útil en el tema de defensa del colectivo en cuanto a competencias, imagen, etc.

  7. Ahí tenemos otros colectivos, por ejemplo el de los informáticos, que no tienen colegio y han estado peleando para intentar conseguir uno dede hace años. Y nosotros que si tenemos, funcione mejor o peor, queremos cargarnos el nuestro.

    Genial…

  8. al parecer el señor Jaúregui -auténtico referente de la tautología transpersonal- maneja con envidiable soltura conceptos sobre la ‘flecha del tiempo’ que se intuyen sólidamente cimentados en los estudios de Isabelle Stengers, proyectándolos -sin esfuerzo aparente- a confines inexplorados, en su audaz reflexión “las reformas de hoy son el futuro de mañana”.

    en cuanto a aplicar algo definido como ‘omnibus’ (para todos) -eso sí y para que no quepan dudas- parcialmente (para algunos), lo convierten por propio derecho en una persona realmente entrañable.

    los retos intelectuales parecen no existir para el Sr. Jaúregui y nada me sorprendería que estuviera embarcado en la búsqueda del enano más alto del mundo.

    agradecido, eufe

  9. Efectivamente, en los periódicos y en la tele no solo trabajan periodistas, también comentaristas ¡Y YA VEMOS QUE CALIDAD SE IMPONE!
    De todas maneras todavía no se que les enseñan en Periodismo, porque hay que ver lo mal que escriben siempre los articulos sobre industria, construcciones o ciencia. Se supone que aprenden a escribir y a informar ¿No? O será que el jefe les hace como a nosotros, obligar a entregar cualquier mierda para simplemente abaratar.