en Geotecnia

Algunas imágenes y un vídeo del desprendimiento de rocas en Preonzo, en el cantón del Tesino, en la Suiza Italiana. Ocurrió el pasado lunes 14 de mayo de 2012, aunque el movimiento continuó hasta el día siguiente. Las fuentes no terminan de coincidir en cuanto a su volumen, unas dicen que han sido 300.000 m³ y otras que supera los 800.000 m³, mucho, en cualquier caso.

En la imagen de Google Maps (bastante buena, por cierto) se puede comprobar que se trata de la reactivación de un movimiento anterior, de 2002, con 150.000 m³ movilizados. En general, toda la zona presenta inestabilidades, lo que llevó a instalar un completo sistema de monitorización en 1990, algo parecido a lo que comenté en esta entrada.

Estos últimos días las medidas estaban mostrando movimientos diez veces superiores a los habituales, superando los 5 mm/hora, ahí que ya estuvieran preparados para el colapso (de hecho, ya hace una semana que evacuaron la parte inferior). Existen registros históricos de movimientos del terreno en la zona desde 1600, y en 1725 un desprendimiento arrasó casi por completo el pueblo. La denominación local de la zona es Valegión, que quiere decir “acumulación de piedras”, no hace falta decir más, ¿verdad?.

Os dejo con las fotografías y el vídeo.

 

Más información en Blick y en la edición italiana de la Wikipedia para Preonzo.


Escribe un comentario

Comentario

  1. Inquietantemente bello… Me encantan los vídeos de taludes deshaciendose, demuestran que por mucho que desarrollemos nuestras técnicas la naturaleza siempre se impondrá a nosotros, que belleza, que potencia,… gran entrad como siempre.

  2. Realmente la foto de google maps es fantástica, de hecho se aprecia claramente la grieta por la cual se ha roto la ladera, hay referencias claras que permiten ver que la superficie de rotura ya se veía en la propia foto. Por cierto, entiendo que tampoco les importaba demasiado que se cayera ya que algo tan fácil como impedir que no entre agua directo en la cabecera del movimiento no parece que lo hayan hecho, a primera vista se puede intuir que cuando llovía el agua se metía directamente en la grieta, pocos movimientos soportan esta situación.

    Un saludo