¿Hubo presiones en la redacción de la EHE-08?

La gente de HCSOFT ha escrito una crítica “informal” sobre el Primer Congreso Nacional de Laboratorios Acreditados, organizado por FENALAC en noviembre del 2008.

El último laboratorio con el que estuve trabajando usaba su programa de gestión integral, el HCLab, y la verdad es que, visto lo visto en otros laboratorios, el cambio fue muy positivo. Como suele ocurrir con este tipo de programas, es imposible tener contentos a todos los clientes, pero bastaba que les preguntaras algo para que en la siguiente versión ya estuviera implementado por defecto, he de reconocerlo, la atención al cliente era magnífica.

Al llevar ya un tiempo desconectado del mundo de los laboratorios de control de calidad tenía la página un tanto olvidada, de ahí el retraso en ver esta reseña, de la que copio algunos párrafos que me han resultado interesantes:

————————————————

El comentario más oído fue “se han cargado el control de calidad”, seguido de “los lobbies de los fabricantes de hormigón y aglomerados han metido mano descaradamente en la redacción de las normas”. Seguramente estos comentarios no los publique nadie en ninguna reseña del congreso, es normal, todos estáis directamente implicados en el tema y no es muy sensato decir estas cosas tan en alto… pero nosotros somos independientes al respecto, las normas las convertimos en algoritmos y las incluimos en la siguiente versión del programa, así que solemos tomarnos la libertad de decir este tipo de cosas sin pelos en la lengua.

[…]

4) ¿Por qué el poseer un certificado de calidad da tantísimas ventajas en el control del hormigón (hasta 15 veces menos tomas) si, de nuevo, es un tipo de autocontrol?

Respuesta: Hemos tenido muchas “presiones” de los diferentes agentes de la construcción y hemos tenido que buscar un punto medio, además, así se abaratan costes y se racionaliza el control de calidad, que de todas formas en obra no se hacía muy bien.

Al menos a mi entender, y el de muchos con los que comenté estos temas, las respuestas a todos estos interrogantes no es realmente de índole técnica, más bien un cambio de política general hacía el control en origen en lugar de en recepción, algo con lo que coincido plenamente, pero nadie, ni los ponentes, pudieron hacer creíble el que un control como el que se plantea -autocontrol de las plantas con cierta supervisión periódica de “organismos externos”- vaya a ser la solución a ningún problema, y quizás hayan pecado de ingenuos -o lo esté haciendo yo ahora- al pensar que el cambio mejoraría el control de la calidad en general sin imponerles a los suministradores algún tipo de control externo en el que ellos no puedan influir en absoluto.

[…]

El ponente no fue finalmente el anunciado -Fernando Rodríguez, “redactor en jefe” de la EHE-08 y Secretario de la Comisión Permanente del Hormigón, y en su lugar acudió a “lidiar” con los laboratorios Juan Francisco Sánchez Hernández, Vocal de la CPH y de la Comisión Permanente de Estructuras y Secretario de la Comisión Permanente del Cemento.

Comenzó excusándose largamente sobre cómo las fuertes presiones en forma de cartas habían influido grandemente en la redacción final de la norma (me viene a la memoria, y perdón por mi latín, la celebre frase “excusatio no petita acusatio manifesta”, que traducido viene a decir que “excusa no pedida, acusación manifiesta”).

Todos entendimos que hablaba del potente “lobby” de los suministradores de hormigón y/o acero -negó que tales lobbies existieran, pero muchos se rieron- y terminó esta fase de excusas previas asegurando que, al final, la redacción solo había querido racionalizar el control de calidad.

[…]

La parte de preguntas fue tensa. Un representante de ALAC lideró los reproches al redactor de la norma. Mencionó abiertamente las presiones de los “lobbies” -de quién si no han sido, espetó- en la redacción de la norma (no fue desmentido por el ponente, que se limitó a mencionar que su jefe también visitó a la comisión para exponer sus reticencias y que el tema de los distintivos fue especialmente tenso por presiones de los diferentes agentes). Al terminar su extensa réplica fue el único aplaudido por su pregunta, y eso dice mucho sobre el malestar que esta EHE-08 ha generado.

——————————————————-

O sea, que si, que queda confirmado, hubo presiones en la redacción de la EHE-08… pues mira que bien, como si no lo supieramos ya. Ahora sólo falta que alguien diga cuánto presionaron los promotores y concejales de urbanismo de este país para que no se aprobara el Código Técnico de la Edificación, permitiendo apurar al máximo la chapuza de la edificación in-sostenible que hemos sufrido estos últimos años.


Un blog de geotecnia, ingeniería y opinión

Torre-de-Pisa-2GM

Hola, este post es el “¡Hola Mundo!” de lo que pretende ser un blog de geotecnia, ingeniería y opinión, digna continuación de una web personal sobre geotecnia que empecé a publicar allá por 1998.

¿Otro blog técnico, pfff…?

Bueno, después de algunos años trabajando en el tema considero que hay un par de cosas que merecen ser escritas, ciertas informaciones que no estaría mal compartir y alguna que otra opinión personal que dejar caer.

Torre-de-Pisa-2GM

Una vista poco habitual de la torre de Pisa, ¿verdad?

Vale, lo de escribir sobre ingeniería lo entiendo pero, ¡¿sobre geotecnia?!

Si, claro, ¿por qué no?, hay muchos temas interesantes, por ejemplo, esos “estipendiosos” anejos geotécnicos de los proyectos de obra civil, técnicamente impecables (con elementos finitos y todo, oiga), que igual valen para un sitio que para otro, claro, porque ni siquiera han hecho ensayos (ya se sabe, “gastar dinero en geotecnia es una tontería, que lo haga la contrata, que para eso cobra“).

O de los informes geotécnicos para edificación, algo que hace diez años no conocía nadie (pese a que son obligatorios desde hace más de 30 años) y que ahora se han convertido en un simple trámite, perdiendo todo su valor técnico.

O de esos experimentados Organismos de Control Técnico (alias OCT), una estupenda idea que al final no ha funcionado como se esperaba y ha degradado la geotecnia a una simple colección de tablas y ábacos, retrocediendo casi 50 años de golpe (lo cual tiene su mérito, todo hay que reconocerlo, no era nada fácil).

O quizá simplemente me limite a contar qué tienen de cierto esas frases que se oyen por ahí, tipo “esas grietas son normales, el edificio siempre asienta, eso es normal” o “los muros se caen porque llueve mucho, eso es normal“… ya, también es normal morirse y seguimos visitando al médico.

En fin, según las estadísticas el 95% de los blogs no dura más de un año, veamos qué ocurre con este.

Valencia, julio de 2009


Julio de 2010: Ha pasado un año… y creo que voy a seguir.

Julio de 2011: Parece que le voy pillando el punto.

Julio de 2012: Tres años ya, qué rápido pasa el tiempo.

Julio de 2013: Por aquí seguimos, escribiendo desde Lima, Perú.

Julio de 2014: ¡¡ Un saludo desde Bosnia-Herzegovina !!

Julio de 2015: Definitivamente, creo que me gusta esto (si, sigo en Bosnia-Herzegovina).