en Ingeniería

El blog como “marca personal” del ingeniero

Me preguntan muy a menudo si tengo este blog para incrementar mi “marca personal” como ingeniero. La respuesta es negativa. Yo empecé a escribir cosas sobre geotecnia en mi propia web personal en 1998, y si decidí pasarme al formato blog fue simplemente por comodidad, cansado de modificar la web en html puro y duro…

… pero tengo que reconocer que si, que un blog incrementa la “marca personal” mucho más que una web normal.

La razón está en la forma en que Google valora la actualización del contenido, pero hoy no voy a escribir sobre eso, sino sobre blogs e ingenieros.

Se atribuye al gurú Tom Peters (que estudió Ingeniería Civil, por cierto) el concepto de “marca personal” (“personal brand“) en 1997, pero la mejor definición sigue siendo la de Jeff Bezos, el CEO de Amazon, “marca personal es lo que dicen de ti cuando no estás delante” (“cuando no estás en la sala”, dijo exactamente).

Para entendernos, hoy por hoy, “no estar delante” quiere decir Internet.

¿Qué es lo primero que haces cuándo te nombran una empresa o una persona?, ¿buscar su nombre en Google?, ¿qué te hace pensar que no van a hacer lo mismo contigo?, ¿preocupado por lo que puedan encontrar?, ¿preocupado por no aparecer siquiera?

Bueno, pues si te preocupa tu “marca personal” necesitas un blog.

Si, Twitter, facebook, Tuenti, Google+, LinkedIn y demás redes sociales te pueden ayudar, por supuesto, pero no puedes confiarlo todo a las redes sociales. ¿Recuerdas MySpace? yo tampoco, pero en 2005 costaba 580 millones de dólares y movía más tráfico que Google, y lo mismo pasará algún día con facebook.

No puedes confiar en un servicio de terceros. Necesitas algo “seguro”, un sitio que tú puedas controlar y dónde te puedan localizar, un sitio que los buscadores puedan indexar y recordar. Ese sitio es tu blog (y si es en tu propio dominio, todavía mejor).

El blog como "marca personal" del ingeniero

Durante años, los Ingenieros Civiles (y aquí incluyo Obras Públicas y Caminos, que al fin y al cabo estamos en el mismo redil) nos hemos excusado en un discreto anonimato. Puede que ese anonimato estuviera justificado en su momento, cuando todo dependía del Ministerio de Fomento y la promoción se conseguía por antigüedad, pero medio siglo después no sólo no tiene sentido, sino que nos penaliza, dándonos una apariencia de sector gregario, displicente y totalmente falto de autocrítica e iniciativa… y ojalá fuera sólo apariencia.

Afortunadamente la situación está cambiando, cuando empecé este blog tuve que soportar críticas de compañeros que decían que “un ingeniero de caminos no debía escribir un blog” (si, hay gente así). Lo penoso es que eran los mismos que presumen de que el primer Premio Nobel de España, de literatura, era ingeniero de caminos (presumir de glorias pasadas también es muy típico del sector, porque Echegaray ganó el Nobel en 1904, y anda que no ha llovido). Como digo, la situación está cambiando, y tenemos que felicitarnos por ello.

Atreverse a dar consejos sobre un tema debe estar cimentado en el éxito (estrategia a seguir) o en el fracaso (estrategia a evitar). En mi caso es un estado intermedio, estoy razonablemente satisfecho con el blog (y todavía más con sus lectores), pero no creo que pueda decir mucho de mi “marca personal”. De una cosa si estoy seguro, mi manía de hacer experimentos y “tocarlo” todo ha provocado que “rompiera” el blog unas cuentas veces (y las que me quedan), así que tengo experiencia para opinar (hey, si nadie cometiera fallos el mundo sería un sitio muy aburrido, el fracaso es necesario para apreciar mejor el éxito).

¿Estás pensando en empezar un blog?, ¿quieres tener “tu sitio” en Internet? Perfecto, decide un título, los temas que quieres tratar y la estructura que va a tener. Apóyate en otros blogs que te llamen la atención, coge ideas, inspírate, pero sin plagiar, se nota mucho (todos leemos los mismos blogs, quedará de pena y perderás credibilidad).

Hazlo. Seguro que tienes algo que contar.

Escribe un comentario

Comentario

  1. Si fuésemos arquitectos la pregunta sobraría, ¿verdad?. ¿Para qué un blog? Pues para comunicar mis pensamientos y lo que hago. En mi caso creo que tengo una experiencia como blogger bastante amplia en el tiempo. Empecé con “Caixa do Mendinho” en 2006, en plena fiebre de los blogs en gallego derivada de problemas ambientales como el Prestige y los incendios. Como la comunidad de blogs en gallego fue sufriendo altibajos hasta su actual decadencia, la cosa fue evolucionando naturalmente hasta llegar a ser un blog de ingeniería, ciencia, tecnología, dinámica de sistemas… pero en portugués que es lo que es hoy Caixa do Mendinho.

    En 2007 empecé “Not Only Bridges”, un blog mucho más especializado en ingeniería de estructuras y fluidos totalmente en inglés. Este último pese al frikismo de la temática lo cierto es que ha tenido un orden de magnitud más de visitas que el otro y la mayoría de sus visitantes son de Estados Unidos como no podría ser de otra manera.

    En total son casi 200 artículos entre los dos y ambos blogs me han servido:

    1- Como escaparate para conseguir pequeños pero interesantes encargos extra laborales como formador o como consultor esporádico.

    2- Para mejorar mi networking y mi conocimiento de cómo comunicar y de cómo van a funcionar los negocios en esta profesión en una década.

    3- Para ordenar, revisar y archivar ideas.

    No tengo publicidad para evitar problemas legales por lucro derivado del uso de derechos de autor de terceros pero sé que hay gente que consigue hacer buen dinero por publicidad contextual.

    Con todo también hay importantes contras:

    1- Roba mucho tiempo que se podría dedicar a otras cosas. Con mis obligaciones actuales sólo puedo publicar muy esporádicamente.

    2- Te expones a la crítica pública en una sociedad que tiene como modelo mental de debate el Sálvame Deluxe.

    3- No hay que olvidar que un blog, igual que las redes sociales, es sólo un catalizador para conseguir cosas, pero nada más.

  2. ¡Suscribo todo lo dicho! Escribir en un blog o web tiene que ver con querer tu profesión. Cada vez somos más los que pensamos así, o como mínimo esta es mi sensación. La crisis está propiciando que el sector sea más permeable a las nuevas ideas y a las nuevas formas y estoy seguro que enriquemontalar.com, notonlybridges.blogspot.com.es y muchos otros tienen gran recorrido por hacer y cada vez tendrán más apoyo.

  3. Como humilde lectora, quería felicitarte por tu blog y añadir que a mi parecer, sin duda contribuye a establecer “marca personal” del autor y a reforzar cualquier acción que éste desempeñe (por ejemplo, si algún día te presentas a presidente del CICCP, puedes contar con mi voto; te estuve leyendo tiempo antes y puede decirse que “ya te conocía”; creo que funcionaría de igual manera a la hora de optar por un puesto de trabajo).
    Dado el interés de los contenidos que presentas en tu blog, la calidad técnica y el sentido del humor, además de los recursos que proporcionas en forma de descargas, lo tengo como uno de mis favoritos.
    Esto se traduce en una estupenda “marca personal”.
    Enhorabuena y espero seguir leyéndote muchos años mas!